ACTUALIDAD Y QUEBRADERO DE CABEZA


    Esta es la realidad en España. La actualidad viene  portando en sus brazos dolores de cabeza, para unos y para otros. Bueno, para algunos más que para otros. Pero mira que tienen aguante de cojones...Así tenemos que en el Pepé, con Rajoy su presidente al frente, en las redes sociales -- estos extraños medios de hablar de todo Cristo viviente-- si no está más  que cuestionado no se sabe qué puede estarlo. Pero cómo si nada. No se enteran o no se dan por enterados.

Y ahí está, extraído del seno de tan discutido Partido, un montón de gente implicada por los llamados casos de corrupción. Los nombres constan en cualquier muro, o blogs, o persona enterada. Pero como si nada--ya digo--. Pasan de todo. Y, encima, son capaces de decir que  eso, los demás. Ellos están como la Virgen pura: inmaculados...Bueno, más o menos.

 Así las cosas, al Gobierno--con Rajoy al frente,que ya se ha dicho--le arrecian  los dardos  más diversos, llegados  de todas partes; como los golpes.Pero, nada, aguantan con todo.Lo soportan todo. España les hace fuertes. Les hace sólidos como rocas. Y haya lo que haya, casi insensibles.No se dan por enterados. ¡Y mira que les ponen a caldo! Pero cómo si nada. España  es,ante todo, lo que deben defender.  Eso dicen. España ante todo. Que para eso tiene españoles...

Y si hay que  rebajar las cuantías--hundiendo la llamada Hucha de las Pensiones-- a los jubilados, pues se rebaja. Y si hay que ayudar a la Iglesia y a la banca, se ayuda a la Iglesia y a la banca. Y santas pascuas.¡Quién va a saber más que ellos para mejor hacer--y deshacer-- en la economía  de los españoles...?! Y si hay que decir que se crean puestos de trabajo, pues se dice...aunque nadie sepa qué clase de trabajo es el que se crea.

Bueno. a ver si me explico. Los españoles buenos han de ser como los buenos españoles, que no critican,  que no censuran al Gobierno, que es tan ejemplar y tan digno de ser lo que es. De modo que, para no perder el grado de la españolidad que me toca, voy a dejar que sean otros los que saquen las castañas del fuego, que uno ya ha sacado bastantes. Y,  además, si hubiera muchas, uno ya no tiene ni ganas de ir a ellas. Que vayan otros, que nosotros, aparta de hilvanar palabras sin ton ni son, ya hemos perdido la gana de ir a la gueta.--As



No hay comentarios: