CAMPEONES, OE, OE,OE

De fútbol saben ustedes más que menda.De modo que todo lo que pueda decir al respecto del hermoso triunfo de España sobre la selección alemana siempre puede quedarse pequeño.Sin embargo,yo que no las tenía todas conmigo respecto al resultado final, digo alto y claro que me alegro y me alegré del resultado final y del gol --único pero suficiente--del niño Torres, que dio el triunfo a la selección española y que España celebró con la euforia de todos conocida. ¡Oé, oé,oé..!.

La presencia de Zapatero no fue gafe ni cenizo, como manifestaron los aguafiestas de la actualidad en España, pertenecientes a diversos medios de información--que sigo sin nombrar para no ensuciarme-- y algunos serviles de la peor bazofia que pulula por Internet, de tendencia repudiable e históricamente negra. La selección española ganó, y allí estaba el presidente del Gobierno de España, don José Luis Rodríguez Zapatero, que celebró el triunfo con entusiasmo. Los cenizos son los demás, o sea, los que dicen que son los demás.

Ya iba siendo hora -- va siendo hora ya-- que se dejen de arrogar la verdadera españolidad los que, para ello, les importa e importó poco, que media España sufriese sus iras y sus odios.La españolidad estuvo, muchas veces, fuera de España y no como dijo Franco, negador de libertades y de vida a unos españoles, que los verdaderos estaban--en aquel entonces-- en España, con lo cual sentenciaba a muerte a miles de españoles prisioneros de los alemanes.

El deporte, en España, puede decirse que está de plena actualidad y en el pináculo de la fama. Mejor que nunca estuvo. Y como tal, es un deporte celebrado en democracia; practicado por deportistas que nacieron en democracia y muy lejos de aquel falso e interesado españolismo que explotaba tal rango como si fuera exclusivo de ellos únicamente; ellos, los que decían que el resto de los países nos tenían envidia por la paz que disfrutábamos en España, gracias a Franco.

El deporte actualmente, el nacido en libertad y democracia, está boyante y triunfante. En fútbol, queda claro; en ciclismo, en automovilismo, en tenis, en natación, en atletismo...y los tales deportistas tras sus éxitos, no salen vitoreando al Gobierno, como sí se hacía --se supone que manipulándolo todo--en otros tiempos. Por ejemplo, cuando Federico Martín Bahamontes ganó el Tour de Francia en 1959, dado que fue el 18 de julio, los cantores de la España aquella no se anduvieron por las ramas para decir que no podía ser de otro modo, ya que el 18 de julio era el símbolo de la grandiosidad de España y de los buenos españoles...

De aquel entonces, el ciclismo --o los intereses y manipuleos que había-- necesitaba una depuración absoluta, pero no llegaba, no llegó hasta mucho después. Habrá que hablar algo al respecto, otro día.
Y del fútbol, habría que hablar igualmente, para preguntarnos qué reporta, a la hora de la verdad, esa locura adquisitiva de jugadores extranjeros, pagados a precios de oro y en cantidades desmesuradas, ¿Qué reporta? ¿Qué se esconde detrás? Y, deportivamente, ¿que reportan...?

El hecho es que España , la selección española, contendió contra la alemana, por cierto, con innegable juego fuerte, rayano en lo sancionable, poseída de su fuerza e historial, pero que acabó más agotada que la española, la nuestra, la que nos alegró que ganara y a la que aplaudimos que lo hiciera...aunque, ya lo he dicho, no las teníamos todas con nosotros, pues algunas veces nos parece que abusa más de lo debido de un juego horizontal y / o atrasando la pelota.
Eso sí, cuando se encontraba en el área enemiga, había como una filigrana entre los pies de los jugadores y la pelota, que si bien no acababa en la portería buscada, por lo menos emocionaba y entusiasmaba a la parroquia. Y ¡qué demonios, algunas veces llegaba y marcaba gol! Por eso acabó como vencedora del Campeonato de Europa 2008.
Brindemos, pues, por los héroes balompédicos y contra los aguafiestas, explotadores hipócritas de una españolidad que no les cuadra y niegan a quienes, por lo que sabemos, son mejores que ellos, que sólo son despreciables personajes.


CADA VEZ MÁS ASOMBRADO

En "La Voz de Asturias" de hoy aparece un suelto, en el que, con una efigie de indiscutible belleza, se muestra a Mª Dolores de Cospedal, Secretaria General del PP y de la que se extrae una breve manifestación, que reproducimos a continuación: " Sería irresponsable que Zapatero no aceptara la ayuda del PP,que es el que tiene las soluciones"

Eso es. Ahí está la advertencia. El PP tiene las soluciones, se supone que se referirá a la crisis que el precio del petróleo origina y por tanto, al problema del paro, a la avalancha de la inmigración, a la descomunal ganancia de los bancos y, para no seguir, al alto precio que hay que pagar por hipotecas y otros préstamos, incluido el problema que el propio PP tiene entre sus miembros (y miembras) donde no todo lo que reluce es oro.

O sea, que ahí está la cosa. Y no hay más que explicar.Está todo aclarado: El pp tiene la solución, pues mira que bien.Pero que me perdone Cospedal y los que digan y piensen como ella, que por eso y otras muchas cosas que se dicen, cada vez estoy más asombrado.

Y mientras leo eso, en España, según todas las cadenas de televisión que no cesan de hablar, en un alarde informativo sorprendente del partido que dentro de poco va celebrarse entre las selecciones de España y Alemania, donde va a haber más que colores, nuestro futuro y el de las generaciones que vengan, depende del resultado que haya hoy en Austria.

Y otra sorpresa de la que no salgo es por lo leído que han hecho y hacen algunos medios , que por no ensuciarme, no menciono, pero los cuales han montado una campaña contra el Presidente del Gobierno al que, además de insultarle, le piden que no asista al partido porque resultará gafe para el equipo español. Esto ya es la de Dios. Y que semejantes tonterías hayan sido manifestadas en periódicos que se pretenden serios y en radios que vienen de la Iglesia, es más que la de Dios. Es para, como tantas veces hacemos, poner las manos en la cabeza y renegar de esos agoreros y vaticinadores ultras, que no otra cosa que sembrar porquería hacen a diario.
Pobre España con semejantes druidas levantando la voz.

¿VUELVE A RESURGIR?

Reconozcámoslo: España ha jugado mejor que Rusia el pasado jueves. Y ha ganado merecidamente.Lo cual, según consta en nuestro pos anterior, no lo teníamos claro del todo antes del encuentro futbolero de ambas selecciones.
Hemos dicho que nos alegraríamos del triunfo de los nuestros, al revés de algunos vascos y algunos catalanes, que deseaban la derrota de España.Lamentable. Allá ellos. Lo cierto es que dudábamos del triunfo de España habida cuenta el alarde de juego exhibido por Rusia frente a Holanda, a la que derrotó a base de jugar, coraje, destreza, pundonor y ganas que demostraron los rusos. Y ante ese despliegue de fuerza, no las teníamos todas con nosotros para el resultado final entre rusos y españoles.
Sin embargo, ya se ha visto, ganó España con mérito y honra.Jugando.Exponiendo.Queriendo.
Pero, señores míos, aparte esto, de lo que nos alegramos --lo reiteramos--¿no se estará cayendo en una desmesurada actitud españolista, patriotera,semejante a la que se ha conocido en tiempos no tan lejanos en que el franquismo blasonaba del nuevo resurgir patrio...?
¿No es excesivo ese canto a la grandiosidad española, a la heroicidad de los jugadores españoles, a la honra a la bandera y a los colores nacionales...?

¿No es mucho, locutor
de la Cuatro, decir que toda España, desde los príncipes al último español (¡) vivían sin vivir lo que ocurre ( y estaba ocurriendo) ante el encuentro de los españoles y los rusos? ¿Que no quedaba rincón sin que estuviese pendiente del resultado del encuentro? ¿Que, incluso, los astronautas en el espacio estaban más preocupados por el encuentro Rusia -España que por atender el rumbo del cohete?

Es posible que, como yo mismo, que detesto el gran comercio negro que existe en la compra-venta de jugadores, hubiera muchos más presenciando el partido a través de la televisión y que fueran tantos que la cifra alcanzase los 16 o 17 millones, pero de ahí a creer que España vuelve a resurgir, vuelve a ser la gloria suprema de todas las glorias; la invicta y ejemplar patria de héroes y santos, como los de Fray Justo Pérez de Urbel; la ejemplar y señera España, envidia del Mundo, que tanto referían los de las rutas imperiales, ya sabe quiénes, creo que dista mucho.

Me asombré de la docilidad de la palabra de quienes nos retransmitían el encuentro de fútbol. ¿Caben, acaso, más elogios, más cantos gregorianos, más elegías, más imágenes y más efervescencias patrióticas? ¿Más hipérboles y más desmesuras de grandeza?

Pues, hijo, si hay más,dilas de una vez. Y dí también que España, con lo que ha hecho, que aplaudimos y admiramos, va a seguir siendo lo que es: un comercio abierto, donde se vende todo y de todo. O sea, que tantas virtudes y gloria tanta, pues no; hay que restringirlas un poco.

Y, mañana, la final.
España --Alemania. Usted, eufórico que es, dice que "podemos y ganaremos", otros prefieren - preferimos- esperar, a ver...

ME ALEGRO, DE VERDAD

He visto el partido jugado por las selecciones de Rusia y de España, y debo decir que España ha ganado por tres a cero (3-0), de lo que me alegro, que no en vano uno es un españolito más en eso de admirar la furia española. Aunque deplore el subterráneo comercio futbolero que existe.

Sin embargo, en este partido, hubo dos razones que han diferido mucho de lo que, hasta el momento, había visto antes: España jugó más al ataque, al acoso, yéndose hacia adelante y sin tanto recurrir a retener el balón, jugando hacia atrás o en horizontal. Esta vez nos ha sorprendido --y alegrado-- con su juego más incisivo y ambicioso. Por eso ganó. Y Rusia, que sigo diciendo que es un equipo de nobleza en el juego, no fue la misma que hemos visto contra Holanda. No, no fue la misma; no jugó igual, que de haberlo hecho, otro hubiera sido el resultado contra España. O eso creemos.

Y ahora, contra Alemania. A ver qué ocurre.
Pero, ocurra lo que ocurra, desde luego, sigo sin salir de mi asombro, pasmo, susto, estupor y demás acepciones que haya al respecto, escuchando a determinados voceros de televisión y radio, cuando, llevados por la euforia de su furibunda afición manifiestan, como Camacho, "que el mundo entero está asombrado del juego de los españoles", ¿qué digo? Y fuera del mundo, porque al parecer hasta los astronautas, que están fuera de la órbita terrestre, seguían con emoción el modo de jugar de los españoles".Y, naturalmente, en España no quedó nadie, ni una rata que no estuviese en vilo, pendiente del discurrir maravilloso de los jugadores en el campo de fútbol.
No sé el nombre, y si lo supiera no lo diría, del locutor que en La Cuatro nos fue describiendo lo que ocurría, eso sí, con hiperbólicas palabras, exultantes de gloria y victoria, el cual hablaba de los Príncipes de Asturias, que presenciaban el partido, como "unos más", eso cuando no los refería encomiásticamente , que "ahí estaban, ilusionados, como hacían en todos los pueblos de España, desde el primero al último español"...
¡Quéeee?.No señor, no. En la atención al partido de fútbol, a lo mejor, el último español es el primero en admirar al equipo que representa a España. De todos modos, la observación del primer español al último no me parece acercada, sobre todo porque marca una diferencia que, aunque exista, no debiera decirse. Bastante diferencia hay. Y, además, por herencia.

Otra vez que recurrimos a Calderón de la Barca:
Y si ellos nacieron,
¿qué privilegio tuvieron
que yo no gocé jamás...?

Ya se verá el resultado

Hoy es jueves y, por lo que muestran, demuestran, cuentan y difunden los medios españoles, sobremanera los deportivos, España se juega hoy contra Rusia el ser o no ser, la vida a cara o cruz, la existencia de la especie, la gloria o el descrédito; el futuro o la desaparición de raza ibérica... y todo ello se dilucida en un y por un partido de fútbol del campeonato denominado la Eurocopa 2008, donde España ha logrado, esta vez, pasar de los cuartos de final, cosa que hasta la fecha, parece que lo tuvo casi siempre negro.

Bien es cierto que el equipo o selección española venció en la primera confrontación a la selección rusa por un contundente 4-1, lo cual disparó todas las euforias. En el resto de los partidos, aunque España venció a sus contrarios, ya no convenció tanto, no obstante que la alegría se desbordó e hizo que se llegase a la suprema ilusión de ser invencibles...pero, en el fuero interno de los españoles más comedidos de los aficionados al fútbol, subsistía la duda de si España era una selección brillante, pujante, fuerte, sólida, recia y capaz de dejar a cualquier rival en la cuneta. Lo cual, habrá que verlo.

España, que hoy vuelve a jugar contra la selección rusa --por cierto, deportivamente correcta--la expectación despertada, de manera interesada por los medios informativos, es - ya lo hemos dicho --como si la vida del país nos fuese en ello. .. Uno, que como español desea que ganen los representantes nacionales, no las tiene todas consigo--o conmigo. Veo que España, es la selección que, aunque haya ganado hasta ahora, juega hacia atrás con mucha frecuencia; hacia atrás o en horizontal.Busca, al parecer, que el área de gol contraria quede libre para vulnerar al portero rival. Y mire usted, tanto va el cántaro a la fuente que, alguna vez logran que la pelota quede detenida por la red contraria.

¡Ah! Menos contra Italia, que para ver el resultado hubo que recurrir a los penaltis. Y eso que Italia "no fue cosa del otro jueves". Casillas, que detuvo dos disparos contrarios y los españoles que atinaron al fondo de la red rival, nos dieron la victoria. Pero en ese partido, nuestra selección ha vuelto a jugar,en excesivo, hacia atrás y en horizontal.
Y, mientras tanto, ¿que ocurre con la selección rusa? Pues que nada tiene que ver la que se enfrentó a la nuestra; hoy es otra muy distinta. Más seguro, más rápida, más eficaz y más contundente.Y juega mas hacia adelante que lo hace la española.

Por todo , ya se verá lo que ha de ocurrir hoy entre ambas selecciones. Pero me temo que nos vamos a llevar un chasco. Y si no nos lo llevamos, oiga, mire, me alegro y alegraré, a fin de cuentas, aunque nada me dé el fútbol, uno forma parte de esta país fanatizado por este juego inglés, que, como hizo el corsario Drake, no hace más que llevarnos los cuartos para otros feudos y aquí dejarnos a dos velas.
Mañana, pues, ya veremos lo ocurrido hoy...

"EL FUTURO ES MUY OSCURO"

Seguramente que ustedes se darán cuenta que el título de este pos corresponde a Antonio Molina, que lo cantaba en la película "Esa voz es una mina", y es verdad. La voz era una mina, pero no es menos verdad que "el futuro es muy oscuro trabajando entre el carbón", como remataba. O sea, que de lo que se trata aquí es de reconocer que el futuro, con carbón o sin carbón es, más que oscuro, negro; sobre todo en la actualidad de España.

Sobre lo que el futuro nos depare, se encargan muy bien de ponérnoslo de uñas los rajoyanos, incluida la portavoz Soraya Sáenz de Santamaría, pobre moza a la que compadecemos porque, según ha manifestado, no ha conocido a Franco. Y no sabe lo que se ha perdido. Bueno, pues no sólo nos dicen que el futuro es muy oscuro (que ya lo dijo Molina) sino que nos pintan, además, un presente negro y nos refieren un pasado nada brillante. Y todo porque, para que se chinche Zapatero, los rajoyanos están ahí, como los troyanos, dispuesto a la conquista de lo que sea, que para eso un día sí y otro también, sueltan las negras palomas mensajeras anunciadoras de un desastre de Gobierno, que no sabe que en España hay crisis, no obstante que lo vienen diciendo desde cuatro años y medio ya.


¡Anda ya¡ Así cualquiera./
Que para el pobre, el futuro/
siempre ha sido muy oscuro,/
aquí o allá--o donde quiera./
Y en España, por bandera/
o por vaya a saber qué./
según advierte el PePé,/
aquí todo va en declive,/
cabeza abajo...(El que vive/
es Aznar, que ya se fue...)

El caso es que, mucho predicar, predicar, como los curas, pero -igual que los clérigos,-- los opositores al Gobierno no acaban de dar trigo que valga. Para desestabilizar, criticar, acusar, negar méritos ajenos y arrogarse méritos propios, vale cualquiera. Y lo que viene haciendo quien está en la oposición no es sino una campaña de ventolera permanente. En lo que se sabe nunca ha dejado clara y alta, fija y firme ninguna argumentación que contribuya a evitar esa crisis que tanto mencionan. Bueno sería -- y adquirirían gran respeto y valoración por ello--si, como reprueban tanto las acciones del Gobierno, aportaran ideas y soluciones al problema actual. Pero no lo hacen. ¿Y sabrían hacerlo, esto es, tienen alguna solución rotunda? Permítanme que lo dude. Y así todo, el combustible, sube y sube.Los árabes nos lo ponen crudo. Y carisímo.
Cuando gobernaba Aznar/
el barril estaba a treinta/
dólares, en buena venta,/
y ahora está de asustar:/
¡A casi ciento cuarenta,/
y sin visos de cesar.../


El problema de España, aunque no lo acaben de reconocer los rajoyanos, no es único.Europa está sufriendo el mismo alto precio del combustible que nuestro país. Lo sufre América, la India, China y Japón. Esto es, la crisis o receso o como quieran llamarlo, no afecta únicamente a España. Y puesto que es así, ya que no aparten soluciones quienes tanto acusan al Gobierno de no saber evitar tamaña situación, no sería mala cosa que, por lo menos, reconociesen que, en fin, este problema no es únicamente español.
Y si tal reconociesen ya sería una prueba de buena voluntad.

Y entre tanto y tanto lío/
por los tres de las Azores,
se levantaron clamores /
y tiempos de escalofrío/
que aun han de ser peores.../

si el combustible a diario/
sube tanto, que es calvario/

que hay que aceptar y admitir/
y rezar porque el emir/
no se vuelva insolidario...


Para quienes hemos nacido con el pan racionado, trabajado con pan escaso, llegado a la mocedad con mal y escaso pan ( no olviden que la Cartilla de Racionamiento no fue suprimida hasta el año 1952) no nos coge de nuevas ni esta ni otras crisis, y no nos asustan tampoco. Aunque haya que hacer todo lo posible por evitarlas, eso desde luego.
De acuerdo. Hay crisis. Habrá que abrocharse el cinturón. Pero acepten ustedes -y díganlo alto y claro--que esta crisis no es únicamente en nuestro país. Reconozcan que el precio del petróleo es la causa mayor de lo que está ocurriendo. Aquí y acullá. Y reconozcan asimismo que si el barril costaba en tiempos de Aznar 30 dólares, ahora, en tiempos de Zapatero, cuesta 135 (ahora mismo) y esa tremenda diferencia tiene que notarse por fuerza.Y convertirse en crisis.


Siendo así, digan señores/
del PePé, lo que establece/
la crisis, que aquí se mece.../
Digan la verdad, no horrores/
ni muchas cosas peores/
de lo cierto que acontece.../
Si tal hacen, habrá honores/
para ustedes, superiores/
al que menos los merece.../

LA (GRATA) RISA DE AZNAR

Cada cual tiene sus debilidades--o sus pecados. Mis pecados son, desde que irrumpió en la vida política, recoger aquellas imágenes en que se plasme tan sugestiva como cautivadora la risa de Aznar, don José María Aznar, que me resulta eso, cautivadora, conmovedora y arrobadora. Y si no es así, digan ustedes porque no lo es.

Dispongo de algunos pliegos en los que se observa al hoy escritor y ayer político del PP, siempre insigne don José María Aznar, mostrado su risa contagiosa, doctrinal y llena de belleza. No obstante, sin tener en cuenta esas imágenes, vamos a insertar aquí, como evidencia de lo que se dice, otras efigies del señor Aznar, que, no sé por qué no pudo ser entendido de la mayoría de los españoles si, como parece ser el caso, Aznar resulta un docto políglota-polígrafo por aquello de que, aparte de su rico idioma castellano, hablaba el catalán en la intimidad y el texano con su amigo Bush en el rancho del presidente Americano, aparte de amerindio en México, el inglés, en el que disertaba sus conferencias, con su otro amigo Tony Blayr, lo que siendo tan dominador de lenguas extranjeras, uno no entiende por qué en su propio país, en cuestión de entender, le entienden menos que más.

Además, su risa no muestra mueca ninguna, como otros, sino que muestra pudorosa mesura al reír. Véase alguna de las imágenes que recogemos de algunos medios y exponemos aquí, más que nada, para evidenciar lo que decimos: su arrebatadora risa.

O sea, que puede ser que a mi me cautive su risa, pero es posible que a otros no les produzca la misma sensación ese gesto contagioso y distendido del ex-presidente del Gobierno, prototipo de mesura; nada engreído ni nada irrespetuoso con sus contrarios políticos a los que nunca se le ha visto- ni oído- decir que nada podían argumentar, que nadie eran, habida cuenta que sus votantes eran mínimos; y como eso nunca se le ha visto, ni oído, y si su comprensibilidad para sus contrarios, aparte otras muchas virtudes de humildad y prudencia, pues, si a eso agregamos su risa, que lo embellece como a adonis griego, solo nos resta insertar alguna de sus imágenes en nuestro pos, a la vez que le echamos nuestra bendición, sino eclesiástica, por lo menos nuestra para que los aires le sean propicios y cada cual disponga de su mejor voluntad y entendedera, y piense lo que quiera, que nadie tiene porque aceptar lo que aquí decimos y lo que aquí nos parece cuando vemos la sublime risa de Aznar.



¿No sabe quién fue Franco?


Verán ustedes. Este lunes 23 de junio, más o menos sobre las 9, 30 de la mañana, sentí explayarse a Soraya Sáenz de Santa María, portavoz del PP, la cual dijo que, los votos en blanco en la reafirmación de Rajoy como líder de Partido popular, son la prueba de la pluralidad del partido. De la unidad de sus miembros y la línea derecha que lleva hacia el centro. Vale. Cada cual dice lo que estima que debe decir y los que lo escuchan pueden creer o dejar de creer lo que oyen.
La portavoz referida, si dijera de otro modo las cosas que dice no estaría en el puesto que está, eso desde luego. Por eso sus manifestaciones eran gloria pura cuando se refería a su partido, que más gloria ya no cabe y, en cambio, cuando se refería al partido contrario, esto es el PSOE, todo era descrédito y negación. Esto es, arriba el cielo y, abajo, la tierra. O sea, como siempre.
Sin embargo, lo que no le creí de ninguna manera --de ninguna-- fue cuando, para tomar carrerilla en una abundante retahíla de palabras para encumbrar méritos de los suyos y rebajar valores a los contrarios, manifestó eso tan conocido en los políticos del"mire usted" para agregar a reglón seguido: - "Yo no conocí ni sé quién fue Franco, ni falta que me hace"...
¿Conocer a Franco? ¿Cómo? ¿Como a un vecino de portal, como a un miembro de la familia,como al héroe de NODO o como consecuencia de su Gobierno?
Es posible que en ninguno de los casos le conociese, ¿pero no lo conoció históricamente? ¿No tiene o ha tenido conocimiento de su existencia a través de sus mayores? ¿No hablan nada en el PP, su partido, del personaje que fue el Caudillo, al cual, por lo que fue y lo que hizo, siguen sin condenarle por el levantamiento y la guerra originada y liderada por él, tan glorificado que hasta Dios se quedaba empequeñecido ante su valía, por lo cual es bastante triste que Soraya Sáenz de Santaría no lo haya conocido? ¿ Y no sabe que su partido se niega a condenarle por su levantamiento contra la República y no quiere sumarse a quienes sí le condenan?

No se preocupe la joven portavoz del PP. Otros españoles, muchos otros españoles, si conocieron al que ella dice no haber conocido. Y no precisamente le conocieron como vecino de portal, o como miembro de familia y pocos como héroe de NODO, aunque sí como el malo de la película, tristemente real de España. Por cierto, en aquellos documentales no era el malo, que va, ni el villano; era el elegido de Dios para al progreso de España, la paz de España y la religiosidad de España...
De modo, que si no lo ha conocido, puede preguntar a quien sí lo conoció. Y si lo hace, puede servirle a la defensora de Rajoy y portavoz de su grupo para sumar a su amplio historial de estudiante aprovechada, adelantada y admirable española.
De todos modos, el conocimiento que pueda adquirir del que dice no conocer nada, siempre iba a ser extraído de los libros y por tanto, sin la influencia de la tragedia vivida y padecida en la propia carne, como otros que sí lo conocieron a su pesar y tienen --todavía--en las entrañas de su existencia, la pesada sombra que se incrustó en lejana infancia por mor de aquel del que la Portavoz del PP dice no saber nada. Ella se lo pierde. Semejantes paladines no son para ser ignorados. Y, sobre todo, por determinados políticos. Y politicas.

Pues, no sé; pero ahí está lo ocurrido

Me van a perdonar que menda, que nada sabe de lo que tanto saben de fútbol tantos, vuelva al asunto que brinda la "Eurocopa" tras ver por la tele el partido jugado entre Holanda y Rusia, cuyo resultado ya se ha visto. Triunfo más que merecido de Rusia, que asombró con su juego y que arrolló por ímpetu y fuerza a la arrolladora Holanda, vencedora de Italia en el primer partido de la competición.
España fue arrolladora de Rusia también en el primer encuentro. España salió eufórica por el resultado.Vencer a Rusia, que demostró nobleza en el juego y que es una selección fuerte, no es cosa que suceda todos los días. Después España vence en sus otras dos confrontaciones, aunque contra Suecia fue más por la rabia corajuda de Villa en el último minuto que por otra cosa.

Y así, al discurrir de los partidos, en nuestro país los medios de información no cesan de agobiarnos conque "podemos", ni cesan de atosigarnos con nuestra selección, contándonos qué hacen, que leen, que piensan, que miran, que ...eso sí, temiendo, unos y otros, que el partido que hoy toca jugar contra Italia no es el mejor para los hispanos, pues los trasalpinos no son fáciles ni suelen perder contra España. O España derrotarlos a menudo, que al parecer fue una sola vez. Además, Italia venció a la selección francesa, que también es de las mejores; por lo cual, para España, Italia no es el enemigo deseado; es el enemigo temido. Y como enemigo, recordado no sin cierta y tal vez justificada mala animosidad por aquello de que, en Estados Unidos, un jugador italiano propinó un codazo a Luis Enrique que le fastidió la campaña.Y además, creo recordar, el árbitro que no hizo justicia...
Lo de la justicia es que, según leemos, España nunca logró pasar de lo que llaman los "cuartos de final. " Hasta ahí, más o menos renqueante, llegó; pero pasar, nunca. Y no diré que por méritos de los ajenos, sino por deméritos propios. Que eso dicen los que tanto saben de fútbol.

Y así, hoy domingo, a las 18 horas, España se juega el ser o ne ser de su mayor hito histórico en fútbol: derrotar a Italia, a la que teme, porque Italia, a la hora de la verdad, parece tener más recursos que los españoles para que la balanza se incline a su favor.
POSTDATA
Si España, que suponemos habrá visto el partido Holanda-Rusia, se aplica el cuento de que no vale retener el balón, sino jugarlo con destreza, fuerza y decisión, como hizo Rusia, siempre buscando la portería contraria, puede ser vencedora de Italia; pero si se empeña en "retener el balón, estar en posesión de la pelota", como tanto piden los que piden tanto estas cosas, y, en vez de tirar hacia adelante y si pega en el contrario recoger el rebote y volver a insistir, no lo hacen así y en vez de hacer lo que se acaba de decir lo que hacen es pasarla al más próximo y hacia atrás como con tanta frecuencia vemos que hacen, entonces va a estar más que crudo para derrotar a los italianos...
Bien--o sea, que cada vez faltan menos horas para ver lo que resulte del encuentro. Esperamos y deseamos que España haya adquirido experiencia viendo que, para ganar, hay que buscar con ganas la victoria, como hacen los demás. Como hizo Rusia contra Holanda. Y esperamos que venza a Italia, que salga triunfante del encuentro y , después, lo que sea. Digo, que así sea.


LEYENDO LO QUE DICEN

Leemos para saber, aunque no siempre logramos saber qué es lo que leemos.Demasiada verborrea y excesiva prosopopeya. O sea, gramática parda. De modo que, con relación al congreso del PP, que comienza mañana en Valencia, con Rita Barberá como anfitriona, cuya simpatía corre a raudales, leemos que, "cuando se creía que Mariano Rajoy llegaría maltrecho e inseguro de sí mismo, resulta que llega moralmente vencedor. Líder absoluto, vencedor de sus adversarios, que los tenía, en el propio partido. ¿Y por qué, si hasta hace escasas fechas Mariano Rajoy era el ídolo caído para muchos miembros de su partido, al que querían sustituir, ahora resulta que llega invicto y, por lo que se observa,sin que haya quién le ponga un pie delante. No se si lo leí o lo sentí, pero algo me dice que, si Rajoy llega como el Cid Campeador, ello es porque a sus oponentes del partido les faltaron agallas y coraje para seguir manteniendo su postura contraria a Rajoy; les faltó valor y entereza para sostener el criterio discrepante del liderazgo rajoyano; les faltó dignidad opositora y les faltó hombría, por no decir otra cosa que tienen los hombres, para mantener una actitud y una palabra ante lo manifestado previamente, como bien sabido es lo que se manifestó y cuestionó de Rajoy tras su segunda derrota en unas elecciones generales. Por eso, viendo lo que hubo fechas atrás, donde Esperanza Aguirre, enarboló una bandera de raído color ideológico y era una más que mal aceptaba a Rajoy como líder valioso, el hecho de que Mariano Rajoy llegue al Congreso como paladín absoluto, ello es debido a que todos sus rivales a presidir el partido han plegado velas y se han ido, sino con viento fresco, como María San Gil y otro, si a la sombra del partido, en espera de no ensombrecerse demasiado ante don Mariano, que seguirá hablando de que el PP es un partido unido, fuerte, del centro y dispuesto para gobernar España.
Visto, pues, lo que hay, Rajoy llega como líder con toda la razón y no maltrecho como fechas atrás cabía suponer que estaba.
OTRAS LECTURAS
Leo en "El Plural" ante el nuevo caso de corrupción destapado en Estepona, que, mientras el PSOE expulsa del Partido a sus miembros corruptos, el PP guarda silencio con los suyos, los cuales siguen en la poltrona, como si nada hubiese pasado.

Leo que Alfonso Ussía, como otros de su propio pensamiento político, dice y escribe que la sanción a Federico Jiménez Losantos, es un atentado a la libertad de expresión, y a la democracia; como si la insidia, la manipulación retorica de las palabras y la calumnia fuese libertad de expresión y fuese democrático.

Leo que Losantos dice: " Aquí estoy después de que ayer me echaran por enésima vez." Se ve que está seguro dónde está. Y bien amparado, por lo que se ve.
Leo que los obispos quieren prescindir de Losantos y que la emisora vuelva a contar con sus postulados evangélicos ...de doctrina cristiana. Leo que Llamazares, coordinador de Izquierda Unida, reivindica la bandera republicana...( que puede estar seguro que no es él solo el que la reivindica) en el Congreso, "que si no es oficial, tampoco es ilegal."
BANDERA
Lo de la bandera es histórico. Media España fue víctima de otra media. Había dos banderas, la tricolor (republicana) y la llamada nacional (roja y gualda); quienes enarbolaron la roja y gualda,
defendieron una causa, lo mismo que los que defendían la tricolor, que también la defendían, y además, con la ley constitucional de su parte, porque fueron asaltados a la fuerza.

Con el paso de los años, se fue consolidando la nacional y denigrando la republicana. Tras la muerte de quien gobernaba a golpes de ordeno y mando, llegó la democracia y una Constitución, que si bien no es completa, por lo menos brinda más que había brindado el nacionalcatolicismo.
En la Carta Magna de 1977 en la que los españoles somos todos iguales ante la ley, se obviaron muchas cosas, todo para que la transición fuese modélica y no "se volviese a la andadas."Esto es, que de República no se habló nada. Y asimismo se aceptó --si es que se habló de ello--que la bandera fuese la que hoy se conoce y la que flameó con la Dictadura y la que sigue con la Monarquía Constitucional. Mientras que el presidente del Congreso, don José Bono, socialista de credo religioso, he criticado cuando un preso del franquismo, republicano por cierto, exhibió su bandera, precisamente mientras Bono hablaba del valor histórico de quienes habían luchado por la libertad y la democracia.

La bandera republicana es legal. Así está fallado judicialmente. Fue la bandera que mayor y más grande ilusión despertó nunca en España. Y fue la simbología de un pueblo en tiempo en que se había proclamado la República, la que determinada la separación de la Iglesia del Estado y la que, pese a un lapso de tiempo de cuarenta años dictatoriales y 30 de Monarquía Parlamentaria, sigue siendo bandera legal. Y sigue siendo símbolo de parte de un pueblo que la añora, por derecho y por representativa.
Permítanme que refiera que cuando mi nieta de cuatro años la vio sobre mi mesa de trabajo me preguntó que de dónde era.
--De la República.
--¿De la francesa?
--No, cielo. De la Española.
--Pues es guapa, güelito.
Y es, cuando menos, tanto o mas que otras. Y tan digna. Y debe ser tan respetada.Y puesta en el lugar que le corresponde.

JOSE Y CONSUELO ,MAESTROS REPUBLICANOS

Remitido desde México por vía y mano del prócer mexicano don Fredo Arias de la Canal, de origen asturiano, nos llega un libro que, leído en pocas horas, nos ha conmovido. Se trata de una historia de "Amor, guerra y exilio" (desde la memoria de la autora, Áurea Matilde Fernández) cuyo título es "JOSE Y CONSUELO", los cuales, además de ser padres de la autora, fueron los dos maestros republicanos,plenamente comprometidos con la enseñanza y, por lo mismo, tanto en Villavaler, cerca de Pravia, como en Besullo,en Cangas del Narcea, vieron y sufrieron las inquinas de la Iglesia con curas retrógrados, que no aceptaban que los escolares pudieran recibir otra enseñanza más que la que viniera de ellos, de los clérigos, que por ser quien eran, veían---como ahora mismo ven, tantos años después---que España tenía y tiene que ser lo que ellos digan y no lo que la República determine. Nunca nadie, sin más derecho que su fuerza,ha mantenido en un país la actitud que aquí mantienen la Iglesia. Sólo vale lo que ella enseña; lo de los demás, nada. Y así vino lo que vino y, tras lo que ocurrió después de la guerra, lo que tantos años duró y, 30 después de constituirse la democracia, todavía quieren que dure y siga. Por eso la iglesia aquí se solivianta con cualquiera de la idea que exponga el Gobierno.

"JOSE Y CONSUELO" es un libro escrito sin retóricas ni prosopopeyas, desde el sentimiento y la clarividencia; mostrando una vida de plena dedicación a la enseñanza, libre de ataduras clericales y atrasos seculares; libro lleno de ejemplos dignos de loa, y acciones de rencorosos cargos en la Enseñanza, propios de quienes, careciendo de valores y méritos, solo quieren auparse sobre los demás a base de lo que sea, como acontecía con un tal M. Álvarez, que, tras el inicio del llamado Levantamiento del 18 de Julio, le faltó tiempo para denunciar a los maestros José Fernández y Consuelo Muñíz, matrimonio, pero sobre todo a él, al que perseguía y delataba, incluso sin argumentos.
Por cierto, no hay que decir quién estaba al lado de la República en función a la enseñanza y quien estaba al lado de la enseñanza que propugnaba el clero.

Acerca de este libro, emotivo y entrañable,se puede decir mucho, y si no mucho, sí algo más hemos de decir. Y preguntar a esos que ahora, pese a la existencia de luz total para ver las cosas pero que siguen viendo sombras y fantasmas, ¿por qué el nuevo sistema que llegaba, la España nueva que amanecía, la nacionalcatólica, la que bendecía la Iglesia, tiene el triste don de haber eliminados a miles de maestros republicanos, simplemente por ser maestros...?

Y, tras ello, la persecución, después de la guerra, de miles y miles de españoles...? ¿Caridad cristiana?. Mejor hubiera sido reconciliación. La grandeza de la España que se llenó de fosas comunes no hubo de estar en la necedad de lo que se hacía, ni en no buscar ni extender el perdón a los vencidos, niños incluidos, aventados al drama y a la tragedia, no, no ha de estar en los cantos gregorianos ni en las aleluyas ni en las manifestaciones espontáneas que se formaban aclamando a quien tanto mal había hecho; no la grandeza de España estaba en el exilio; en la propia tragedia de su drama.
Y libros como el referido, que únicamente cuenta, con mesura, el infortunio de una familia, compuesta de un matrimonio (republicanos, eso sí) y cuatro hijos-, el padre detenido a los cuatro días del levantamiento y tras otros cuatro días más, desaparecido, pero aparecer muerto , con muchos otros más en la Concha de Artedo,la esposa, maestra también,enfrentándose a todo para buscar en el exilio cubano la salvación que no encontraba en España. y allí, la pronta muerte que le llega por tuberculosis . Digo que este libro es un capitulo emotivo y trágico de una familia más que sufrió las consecuencia devenidas de la nueva España que venía.


MALA PRIMAVERA

Lo dice un refrán que hemos sentido en Asturias, refiriéndose la climatología : "Del tiempo y les muyeres, lo que vieres", esto es, que uno y otro es impredecible.Y así, los inviernos deben de ser fríos de hielo, nieve, agua y viento y, la Primavera- con mayúscula- debe ser florida --debiera serlo y no como esta ya a punto de acabar, que fue -es todavía- un constante llover y más llover, soplar viento e imperar borrina, con lo cual esta prima Vera está resultando de mucho cuidado.

¿Y qué se puede hacer? Nada, absolutamente nada. Aquí, contra la climatología adversa o favorable no valen protestas. Estas cosas son así por que son y no hay vuelta de hoja que valga.Dios, según dicen los que nos quieren hacer comulgar con ruedas de molino, "escribe derecho con renglones torcidos". Eso. Además, ¿quién somos nosotros para enjuiciar a Dios? Eso es. Lo que hace falta es fe y nosotros no creemos, y menos y sobre todo en los que se llaman representantes --¿qué?-- de Dios en la Tierra, así que debo abstenerme de referir a Dios. Eso también. Que Dios, si existe, él sabrá el por qué de tantos cataclismos, inundaciones, riadas, fuegos devastadores, hundimientos, hecatombes y mil y una calamidades más, donde, a pesar de tanto, no acaba de intervenir y remediar tanta tragedia y tanta desolación, una por la ambición de la especie humana y otra por la fuerza de la naturaleza, que no acaba de recibir norma alguna para regirse sin alteraciones y siempre en provecho de los hijos de Dios, d e sus hijos, hechos a su imagen y semejanza ...O sea, que nada, lo de cuestionar a Dios, ni se me ocurra.

Y ya ven que de lo que quería hablar era de la primavera, que esta año, por lo menos en lo que conozco de Asturias, nos ha hecho la puñeta, pues, primero la flora y, después el escaso fruto que iba naciendo, puede decirse que no va a haber ni un puñado de nada. Ni cerezas, ni manzanas, ni peras, ni ciruelas....Si algo puede haber, dentro de dos meses, tal vez sean avellanas, que de la otra fruta regional, nada de nada.
Así que, como estas cosas tienen un culpable, vamos nombrarle, igual que lo hacen otros: Zapatero, el presidente del Gobierno, el que, para muchos, muchísimos del PP, es el culpable de tener el tiempo que tenemos, del precio de los combustibles,que imponen en los emiratos árabes; del desaguisado que padecen los líderes del PP; del desbordamiento de los ríos; de la guerra de Irak y, entre otro, el que Losantos haya sido multado con 36.000 euros a pagar a Gallardón, al que no insultó, porque Losantos no insulta nunca; hace uso de la libertad de expresión, que, por cierto, defiende la Iglesia, sobre todo porque lo que dice el predicador de la COPE lo dice contra otros, que si lo dijese contra ella, contra la Conferencia Episcopal, trocaban la primavera en invierno en manos que canta un gallo. Y se armaba la de Dios es Cristo, que para eso y para mucho más, tiene justificaciones la Iglesia, que ahora defiende a don Federico.

La Constitución, que no sabe --supongo-- de estaciones climatéricas, creemos que amparará la libertad de expresión, sin insultar, a todo español, como aquí y ahora, aunque estas expresiones se dirijan a la Santa Madre Iglesia Católica y demás, de la que, para hablar como hablamos, más demuestra predicar que dar trigo. Eso sí quedándose ella el mejor cereal de todos. Lo cual cabe que se opine, libremente, sobre su, muchas veces, doble y larga vara de medir. ¿O no?

¿JUSTA LA SANCIÓN?

Hoy ha salido a público el fallo judicial que condena al pago de una sanción al (indudablemente) popular Federico Jiménez Losantos, director de un programa líder de la COPE, la emisora de la Conferencia Episcopal, o sea, la Iglesia intocable española, el cual, al parecer tiene que pagar 36.000 euros, que no es gran cosa, según unos, pues eso lo paga la Iglesia cómodamente y, según otros, la sanción ha sido injusta pues don Federico --como le llaman sus contertulios afines--no hizo otra cosa que hacer uso de la libertad de expresión que la democracia constitucional confiere.
Leímos lo siguiente de uno de sus defensores: -"Les gustará o no, pero Losantos no hizo sino hacer uso del derecho de expresarse libremente".
Vale, pero el derecho de expresión es uno y otro muy distinto es ensañarse verbal y diariamente sobre aquellas personas que haya caído bajo la ojeriza del protegido de la Iglesia, Losantos. Hablar y opinar libremente, de acuerdo; insultar, degradar, desacreditar e injuriar, como a menudo viene haciendo--aunque haya quien diga que no es así--no lo ampara ninguna ley. De ser otro el que hubiera dicho lo que manifiesta con habilidad oral Losantos y de no estar bajo el amparo del palio de la Iglesia, ya antes le hubiera "caído todo el peso de la Ley encima" y, posiblemente, con mayor cuantía económica a pagar.
Que el
predicador de la COPE, como le llaman muchos, haya sido ahora motivo de comentario, no le debe extrañar. El buscó popularidad a base de "meterse" con la SER sin ningún derecho a ello; pero necesitaba adquirir audiencia a base de lo que fuera e hiciera. E hizo eso, que tal lo contó él en una entrevista que leímos en un semanario.
Buscaba
audiencia y no le importaba a base de qué. Ahora, y desde luego, al amparo de la Conferencia Episcopal, ya es popular. Ya es admirado de muchos, aunque no sea de la mayoría. Pero si quería nombradía, ahí la tiene. Y si para ello tuvo que injuriar pues injurió, al fin y al cabo, la multa, la pague él o no, sale todo de la faltriquera de la Iglesia, que es profunda y grande y esa faltriquera la llena la contribución, voluntaria o a la fuerza, el pueblo español. O sea, que, después de escucharle e incomodarse con sus diatribas y palabras retorcidas, ahora nos enteramos que la multa que ha de pagar sale de todos nosotros, creyentes o no creyentes. Voy a hacer una confesión pública, ya que ha muchos años no confieso ante ningún sacerdote ni confesionario de la iglesia: He pecado. Si, he pecado escuchando, a propósito, la COPE para ver qué decía. Y, tras tres o cuatro días escuchando el predicador de la insidia, me ha salido algún vocablo retorcido. O sea, que he pecado ante el pecado que escuchaba a través de las ondas de la COPE.No obstante, desde hace ya mucho, me estoy purificando, pues la COPE no llena mi alma de la tendenciosa perorata de sus líderes: Losantos, la tertulia en la que -jo, tío- vaya grupo disertando y arreglando el mundo, incluso una locutora, creo que de nombre Isabel, que, si fuera en la edad media, dejaba a la católica reina en pañales.
Y hoy, en todos los medios, la noticia bomba: Federico Jiménez Losantos ha sido condenado a pagar 36 000 euros por injurias al alcalde de Madrid. Lo demás, ya lo saben ustedes. El fallo judicial es, para unos, injusto, ( los ultras del fuero losantinos; y, para otros, escaso, habida cuenta las muchas injurias que no sólo a Gallardón lanzó desde la COPE el referido Losantos, sino contra quien no fuese del agrado del predicador de la emisora de los obispos. Los cuales, muchos de ellos, ya no ven como santo de su devoción a don Federico, aunque si lo sea para Rouco Varela, gallego y para Martínez Camino, asturiano y otros más o menos como ellos. De todos modos, algo puede cambiar en la emisora en adelante.

INCANSABLE IGLESIA

En España la Iglesia es intocable e indiscutible. Y, por si ella fuese poco fuerte y poderosa, cuenta con ayudas y defensas por todas partes.Incluso por el cielo, suponemos que por vía divina.Le llueven lo que dirá que son estipendios, pero los que la ven como una hidra devoradores de presupuestos ajenos, entenderá que son cuantiosas cantidades que le aporta el Gobierno, importa poco si por medio de Concordatos o por medio de IRPF, o por otros medios, que tiene muchos otros medios que la financian. Y, encima, según hemos leído, la COPE, su emisora episcopal, manipula y dice, por boca de acólitos como Losantos, Pedro J. y, en este caso más concreto, el vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal, Fernando Giménez Barriocanal, pregona que la aportación del estado es un agravio para la Iglesia, pues sólo aporta 150 millones de euros, cuando, según lo leído, son --nada menos--que 5.000. Esto es, que encima, mienten y en su mentir engañan y defraudan a la verdad. Y a los españoles.
Pero eso sí, son humildes; nada de ostentaciones. Viven, según Pedro J. Ramírez, director de El Mundo, austeramente, tal como da ejemplo el obispo Cañizares -al decir del comedido y ecuánime periodista-, que como mejor ejemplo de austeridad y humildad cristiana le cuesta poco a monseñor lucir magna capa, de varios metros de larga y vistosidad sorprendente, la que tenía que ser sostenida por sacristanes, como tal fue en el pasado.
No es la primera vez que tratamos sobre el sostenimiento de la Iglesia, que predica, pero no demuestra mucha honradez en tanto en cuanto siga viviendo a expensas de un pueblo supeditado a ella, amén del Gobierno --el actual o los pasados-- que le dispensa cientos de millones de pesetas, a lo que la Santa Madre Iglesia no hace ascos; al contrario, sigue exigiendo más y reconviniendo acuerdos y tratados; nunca demuestra orgullo de ser honesta y vivir de su trabajo o de sus propios fieles, que, viendo lo fieles que son, les importa poco insultar al gobierno, manifestarse contra él, y, como hace un periodista asturiano, decir que la Iglesia está siendo perseguida como pocas veces lo fue...

Y mientras tanto, la intocable Iglesia, acumula bienes y patrimonio. Todo son vías excelentes para enriquecerse.Por las nunca se sabrá qué cantidades exactas le entrega el Gobierno; y los gobiernos autónomos; y los distintos ministerios, y las exenciones de que disfruta, y de las contribuciones de que está libre; y de la enseñanza concertada y de los cientos de centros docentes que tiene por todo el país, por los que cobra del Estado y cobra al alumnado al que enseña, sin que sufra acosos semejantes a los que ella hace al Estado en razón a la Educación por la Ciudadanía. Esto para la Iglesia es manipular, y no tienen porqué los padres --según manifiesta--consentir ni aceptar una enseñanza que carece de valores morales...
Por lo visto, sólo ella es ejemplo de enseñanza moral.Y de virtudes humanas.
Viendo lo que ocurre con la Iglesia en España, donde ni el Gobierno tiene derecho a actuar sino es como ella dicte, cabe preguntarse si ocurre igual en otros países? ¿Si hacen la vida tan imposible a los gobiernos respectivos? ¿ Si los obispos católicos de otros países son tan arcaicos como lo son aquí, empezando por el gallego Rouco Varela, el asturiano Martínez Camino; el de Toledo, Antonio Cañizares , el de Valencia y etcétera etcétera...?

Hace falta un cambio de rumbo en esta España donde tanto peso tiene la Iglesia y donde todo quiere que sea según su santa voluntad. La separación de la Iglesia y el Estado, aunque algunos pongan las manos en la cabeza, sería muy conveniente. Y que cada cual gobernase su casa. Que ya va siendo hora de vernos libres de obligaciones que no a todos nos gustan, ni deseamos. Eso que quede para quienes sí ven a Dios a través de sacerdotes, campanas y milagros. Y tenga los problemas resueltos.
Y una observación, si procede. Hemos leído el desagrado de un fiel cristiano que se mostraba iracundo y agraviado contra el Gobierno porque, según decía, la falta de apoyo ---¿más todavía?-- del Gobierno a la Iglesia hace que ésta no pueda efectuar plenamente sus programas sociales...
O sea, que así cualquiera. Si a mi el Estado me otorga sus bendiciones en forma de grandes partidas presupuestarias, tengan por seguro que también haría obra social, mitigaría calamidades y quitaría el hambre a más de cuatro. Pueden jurarlo.

Visto en al Tele

Pío García Escudero
-¡qué maravilla!-
acusaba a Zapatero
de mentir, y el embustero,
cual barbero de Sevilla,
resultaba el pregonero
y el vocero
que leía una cuartilla...

Y mientras eso leía,
el del PP se callaba
lo que en Europa ocurría:
que el petróleo es hoy día
causa de mucha patraña
y de mucha carestía...

Pío García Escudero
debe decir, si es sincero,
que el petróleo, señoría,
hoy resulta un avispero
y no como él, un florero
de poca o nula valía...
-----AS-------------

ME ALEGRO, CLARO, PERO...



Por supuesto, hombre, por supuesto que me alegro de la victoria de España frente a Rusia en fútbol y del resultado final del encuentro, jugado ayer, pero, por favor, no se me tache de anti-español si no entro a formar parte de la euforia de la masa y de la verborrea alocada --iba a decir irresponsable, pero no-- o poco ecuánime de los rapazos de la tele y de la radio, que si bien cabe alegrarse del triunfo y de los goles de los nuestros, ¿hubiera sido así si en vez de ser Rusia la contrincante hubiese sido Holanda, la que dos días antes apabulló a Italia? Permítanme dudarlo.

Sigo viendo a España que juega, más de le debido, en horizontal y, a veces, cuando un jugador adelantado recibe la pelota --que con un poco de coraje y genio, debiera tirar hacia adelante y buscar más ocasiones de gol-- lo que hace es rebotarla hacia atrás, que lo tiene más fácil. O sea, que juega sí, pero suele imperar extrañamente la filosofía de no sé quién de "hay que conservar la pelota, hay que retenerla, jugarla, evitar que el contraria la tenga...eso, así, muy bien, conservar la pelota..."--más o menos se oye decir a los sabios del fútbol, sin darse cuenta de que no todos lo hacen así: jugar sin empuje.

Porque, cuando hay empuje, ya se ha visto, puede haber goles. Pero nos tememos mucho que si el contrario de España en vez de Rusia hubiese sido Holanda e incluso, eso es, incluso Italia, el resultado no hubiese sido el logrado contra los rusos.

Y no sigo, porque uno no forma parte de la gran masa, docta y sabia futbolera, entendida y maestra en el arte de dar patadas al balón, lo que lamento, pero cómo en cosa tan seria no sé por dónde se entra o se sale, suspendo este articulo deseando que España me demuestre que jugando a conservar el balón, puede llegar a ser campeona de la llamada Eurocopa y que tal título lo consiga a final de cuentas.
En fin, ya se verá dentro de poco.
Nota: la imagen del Guaje Villa ha sido recogida de La Voz de Asturias Albino Suárez

A RÍO REVUELTO

Mientras que el problema de los precios de los carburantes afecta prácticamente a toda Europa y América--amén de otros países somo la India, la China o Japón, aquí en España, el PP, que tiene bastante para sí, aprovecha la ocasión y, ya que no son a solucionar sus problemas internos, manifiestan que Zapatero, presidente del Gobierno, ni se entera de la misa a la media. Que no sabe por dónde anda, ni hace nada para resolver el caos que se está originando, ni se entera...
O sea, que si el Pepé
estuviese gobernando
nos estarían brindando
el petróleo como el té,
o acaso como el café,
a precio de ganga o más...
Y de paro, eso jamás;
con el Pepé todo es oro,
pues funciona con decoro
hasta el que va culo atrás.
Y así, ocurriendo lo que ocurre, nadie dice que, cuando el enviado de los dioses gobernaba con el nombre de José María Aznar, el precio del barril de petróleo costaba en el mercado al rededor de los 30 dólares y ahora el precio está marcado en 130 dolares o más. Lo cual, para un país como España, ha de tener una repercusión, como la tiene, en todo y sobre todo. Y de ello nadie habla: Nadie. Y claro, los de la llamada oposición, aprovechan la ocasión y se circunscriben únicamente a España para decir que eso se veía venir, que Zapatero está en el limbo, que no sabe por donde hay que entrar o salir. Que todo se le vienen encima por su incompetencia y su dejadez y su inoperancia y su ineficacia y su incapacidad y su incomprensión para la política y para gobernar a los españoles....

Si gobernara Rajoy
o cualquiera del Pepé,
pues ya se sabe lo que
sería a día de hoy:
un caos, que tal doy fe
viendo lo que hoy se ve
por donde quiera que voy..

Naturalmente, como la carestía de los combustibles conlleva toda clase de problemas, aquí no se salva nada: el pan y el cocido, las viviendas, los jornales, los precios de la luz, de la vivienda, de la ropa, de la enseñanza; las pensiones, los transportes, el agua...eso es, hasta el agua se encarece; pero todo eso y mucha más, no sería problema si el PP fuese quien gobernase...que como buenos visionarios del futuro, acusan a Zapatero de no haber visto lo que se le venía encima...
Ni ellos lo ven, los tales,
arrogantes de visiones,
pues que ellos son fatales
en sus propias previsiones
y en no ver los tropezones
que entre si mismos se pegan,
por el barullo que niegan
tener entre sus barones
que de tanto ver, reniegan
tener prevaricaciones.

Y el petróleo, ¿ de dónde sale, de qué país, de qué lugar...? Porque sea de donde sea no me cabe duda que lo árabes estarán partiéndose de risa, al ver cómo la vieja Europa se descoyunta y busca encontrar remedio al mal de los altos precios de los combustibles, que, de un modo u otro, ponen ellos y pagamos nosotros.
O sea, que no, que no hable la cúpula y la base del PP de que Zapatero no sabe por dónde anda, que, de estar ellos en el poder, pasaría otro tanto o más, pues tiene más fácil arreglo la discrepancia de unos contra otros y sin embargo, no tienen modo da arreglarse. Y Rajoy, el tiempo lo dirá, no ha de ser un gran líder nunca, ni, si llega al Gobierno alguna vez, será un gran gobernante. Entre otras razones, porque predicar no es dar trigo y Rajoy predica más que un obispo, pero a la hora de dar trigo, son como el terreno yermo: ninguna de los dos dará nada.

GERARDO ORVIZ, NUEVAS TONADAS

Desde que conocemos a Gerardo Orviz, no ha cesado de cantar, de cantar bien y de grabar canciones de reciedumbre astur. Si empezó a cantar en un concurso de canción Asturiana en 1948, en Sotrondio,--había nacido en Santa Bárbara en 1929-- hay que decir que, desde entonces, nunca tuco descanso su actividad folclórica alusiva a la canción vernácula.
¿Cuántas son las canciones que ha grabado? Decenas y decenas. Dudamos mucho que, en Asturias, haya habido otro interprete que grabase más. Y, además, de ser muchas de ellas con letras nuevas, debe decirse que a otras las ha mejorado agregándoles estrofas, ya propias, ya ajenas; pero el caso es que ha mejorado muchas de las canciones que hoy son populares en Asturias. Por ejemplo, "Baxaba Barrial de Casu", o "En el Pozu María Luisa." Por la valía, veteranía y mesura en el cantar es calificado como "El Maestro de la Tonada", calificativo que no desmerece y que le hace justicia por lo que sabe y conoce de y en torno a la tonada asturiana.

Y así,cuando todavía se están sintiendo "Canciones de caleya", nos llega con una nueva aportación de tonadas, muchas de ellas de nuevas letras y otras con arreglos y acompañadas de música. Por lo que nos compete -y a riesgo de egolatría- señalaremos tres canciones que se salen un poco de la clásica fórmula de "al alto la lleva"; nos referimos a "Bandera de Ilusión", "Allerana" y "La gaita con el tambor", cuyas letras corresponden al autor de este post .

A falta de un CD, graba dos, cada uno con 14 canciones; en total 28. Y debe decirse que Gerardo Orviz sigue en plena forma, cantando, modulando estilos y letras, enriqueciendo la tonada asturiana, de cuya historia y trayectoria sabe todo lo que hay que saber este antaño minero, compañero en el Pozo Villar, maestro de cantantes, fiel interprete de la recia modalidad asturiana cuyo estilo requiere unas condiciones de voz y pulmón únicas o privilegiadas. Por lo que puede decirse que el interprete de tonadas asturianas se adapta a cantar al estilo de otras regiones, pero es frecuente que los de otras regiones no interpreten lo de Asturias.

Celebramos la nueva aportación a la canción asturiana de Gerardo Orviz, por él y porque el patrimonio de la canción regional se enriquece y se ennoblece. Su casa difusora en "Grabaciones Pola", de la que nos permitimos incluir aquí su e-mail: estrella@grabacionespola.com. Lo hacemos porque se refiere a nuestra tonada, que no puede ser de ninguna otra región dadas las características del estilo de las canciones y dada la fisonomía u orografía de la región, donde no valdrían otros estilos de menos reciedumbre. La canción asturiana, que no es lo monótona que algunos dicen, sino que está llena de sonoridades diversas, como llena, a la vez, de vigor, porque, para cantar por los valles y montes de Asturias no puede ser de otra manera ni se imagina uno que en las romerías ancestrales se cantase de otro modo.

Bienvenida sea esta nueva aportación a la canción asturiana de la mano -- la voz, el estilo y el saber-- de Gerardo Orviz, maestro de la tonada.

NOSTALGIA

Se fueron ya las noches de pasional locura;
las noches en que todo fulgía de placer;/
donde la sangre ardía, frenética y futura/
y éramos nosotros más fuertes que el poder/

Vivimos como dioses, sin más legislatura/
que nuestro ávido instinto carnal de amanecer;/
ahogados día y noche en nuestras singladura/
de eterna complacencia de ser y de no ser.../

Y, sin embargo, un día-- un día-- quedamente,/
como una infausta siembra, se oscureció la luz,/
y aquel amor sagrado, que fue nuestro presente,/
se convirtió en pasado de nuestra propia cruz.../

Y si al pasar los años --y aquel amor ausente--/
ya sólo la nostalgia nos cubre de virtud...,/
en vano es que se eleve, si al fin y al cabo miente/
el tiempo y el recuerdo, al pie del ataúd.../
Albino SUAREZ

La Voz de los Poetas




SIEMPRE CAMIN.-- Me asombra la Asturias en que vivo y trabajo desde hace más de 60 años.Me asombra y sorprende la Asturias que se prodiga al prójimo, al que honra, --que no decimos que no haya que hacerlo-- y olvida al propio que la ha defendido, ignorándolo. Me sorprende Asturias cuando observo que aplaude chabacanerías literarias, levanta hitos de humo; ventoleras de nada aplaude vaguedades, por más que haya quien diga, mientras no acaban de levantarse del suelo, que lo hacen en un lenguaje que están revitalizando, y mientras tanto, quien mejor supo cantar y contar de Asturias, defendiéndola dentro y fuera del terruño, elevándola a la cima de la mejor literatura castellana, historia y del sentimiento ancestral, ese mito --porque lo es-- de la más sonora poesía española --Asturias también es España--, ese mito, reitero, está, más que olvidado, postergado de la Asturias que siempre defendió y encumbró hasta el extremo de que, hoy por hoy, dudamos que haya habido nadie que lo hiciera como Alfonso Camín lo hizo, que de él hablamos, llenando de gloria y honra, con sus versos y sus prosas, la historia y la existencia asturianas.

Y mientras esto ocurre, el legado caminiano se depositó en el Principado. Y a expensas del Principado, en lo que sabemos, se editan decenas de libros que no se leen ni se venden, porque están escritos a modo de experimentos lingüísticos, muchos de los cuales son carentes de calidad, rigor y valor literario, y como estas, otras publicaciones, más o menos periódicas, del mismo estilo, que , como un sarcasmo semejante a cierta fabula, muerden la mano que les da el pan, o cuestionan no sé qué clase de política que no los acaba de favorecer más todavía.
Y visto esto, sigue asombrándonos que Asturias, --organismos, prensa, editaras, cátedras y centros culturales-- callen o silencien la obra de Alfonso Camín, siempre digna, siempre alta, siempre honrosa, y siga sin difundirse, no sabemos si, de hacerlo o si se hiciera, porque dejaría ensombrecidas muchas medianías que ocupan espacios indebidos o porque no hay quién se ocupe de difundir dar brillo a la historia que otros escribieron...

La Asturias que no sabe del odio en las cunetas,
ni en Carbayín ni en Luarca persigue a los poetas,
ni llena con sus muertos la paz del Carbayín;
la Asturias de tonada que canta alegre y sola,
que va al carmín cantando de Oviedo hasta la Pola,
y vuelve por las noches cantando del Carmín.

La Asturias de Virgilio, de valles encantados,

la de los viejos robles, la de los verdes prados,
la de la vaca pinta gozándose en pacer;
la que recorre el oso desde el Naranjo al Sueve,
la que en invierno cubre sus montes con la nieve
y en primavera pasma de tanto florecer.

La Asturias de las hondas raíces seculares,
la que desde hace siglos sostiene sus pilares,
la Asturias de Candamo, Pindal y Peña Tú;

la Asturias que dedica sus tierras al trabajo,
la Asturias carbonera que sufre sobre el tajo
la noche de las minas y el fuego del grisú.

"La Asturias de mar fuerte, de costa, monte y mina", la Asturias que cantó en centenares de soberbios poemas plausibles y laudatorios Alfonso Camín o está sorda y ciega --además de muda-- sobre obra tan gigantesca, o simula estarlo, lo que hace bien, aunque sea lamentable.

Y ocurriendo esto, seguiremos viendo chabacanerías patrocinadas por organismos, que deberían hacer examen de conciencia y enmendar errores, tan largamente sostenidos en detrimento de verdaderas y meritorias obras, que sí honrarían mucho y bien la Asturias que nos envuelve y envolvemos, y que, si es así, habrá que aceptar que si es una madre más de cuatro veces para lo
foráneo, se comporta como una madrastra para lo propio o, como es el caso, para la memoria y la obra de Alfonso Camín, de quien hemos trascrito, como ejemplo de su reciedumbre creadora las tres estrofas de su poema "Las dos Asturias"más arriba reflejados.

No obstante y a pesar de todo, Asturias nos sigue calentando el alma. Y es que algún día, si quiere honrarse con la prosa y el verso de quien tanto la encumbró y defendió por la América Española, tendrá que romper el actual caparazón de silencio que extiende sobre tan gran personaje de la emigración, de la poesía y de la historia literaria española, y del exilio y de la obra hecha fuera de España, pero pensando en España. No sabemos cuando será ese día. Pero si Asturias desea honrarse en y con sonoros poemas tendrá que acudir a Camín y dejarse de nimiedades, por no decir otra cosa en torno a las medianías que están viviendo a expensas de diversos organismos. Aparte esto, allá los aprovechados de las circunstancias.Lo que no nos agrada es que nos intenten dar gato por liebre en aras a honrar a Asturias.

(Publicado en "ALTO NALÓN" núm. 253-254, revista que en cada uno de sus ejemplares tuvo siempre una pá- gina dedicada a la vida y obra delgran poeta asturiano.)

La Asturias perdida

El novelista Armando Palacio Valdés, nacido en Entralgo, a tiro de piedra de mi casa, ha escrito muchas obras de fama universal. Sin embargo, tiene una que, a nuestro juicio, es la más entrañable de todas: "La aldea perdida". Como del novelista se viene escribiendo actualmente tanto, no vamos a decir más de él ni de sus libros ;vamos a referir que, de nuestro libro "Bailando al son que tocan" vamos a insertar aquí el poema que titulamos "La Asturias perdida", remedo de "La aldea perdida", que, nos apresuramos a aclarar, nada tiene que ver una cosa con la otra.
La Asturias perdida.
De la Asturias de ayer, en su camino
ya no canta,al pasar, el carretero,

ni canta hacia el molino el molinero,
ni trina en el bardal el estornino.

Ya no van a la fuente ni al molino
las mozas,como ayer, ni va el romero
al son del tamboril, por el sendero;
ni canta,al cabruñar, el campesino.

Ya no huele, segada, la pradera
a todos los aromas, ni las fuentes
son hoy lugar de citas y de espera...

Ya no canta el zorzal en las pendientes,
ni huelen como ayer a sementera
los predios, los caminos, las simientes...

La Asturias de las tradiciones ha muerto, ha muerto el bable, aunque intenten revivirlo a fuerza de agregarle familias mixtas; ha muerto la leyenda oral, que se contaba en los llares aldeanos; ha muerto la vida rural, alacena de leyendas y tradiciones y, por morir, están muertas las aldeas, en las que el fuego sagrado de la Asturias ancestral sostenía sus mitos, costumbres y tradiciones.
Si,en verso o prosa, cabe referir a un poeta grande como cantor e fiel interprete de la Asturias secular, ese fue Alfonso Camín.Todo lo que venga detrás no es si no una rama enfermiza del árbol mítico de Asturias.

Al alba,ya no cantan los zagales,
guiando los rebaños a las brañas;

ni se oyen de esfoyaza -o a castañas,
leyendas y romances ancestrales .

Ya el mirlo se alejó de los mimbrales,
y la fuente, que ve gentes extrañas,
se aleja silenciosa...Oye patrañas,
que son el deshonor de sus caudales.

Se apagaron los sones redentores
que fueron, con la gaita, la alegría
de danzas, de canciones, de tambores...

¡Asturias ahora mismo está más fría.

Ha perdido raigambre en sus alcores
y en su sangre de ayer de rebeldía...

La Asturias, añorada y perdida, ya no volverá.Murieron sus molinos harineros, murieron las tonadas en los caminos y en las romerías; murieron las noches de cortejo y canción de monte a monte; en las espichas, ya no se canta; de los llares ya no queda nada; las leyendas y los cuentos dejaron ya de ser vitales; ni cantan los carros ni en los prados hay varales de hierba, ni se madruga a la siega, ni en las aldeas se vive...La Asturias ancestral, en lo que sabemos, ha dejado de existir. Y, encima, de la ciudad, a fuerza de pagar a precio de oro el propósito, se elevan voces que piden la oficialidad del bable, cuando ya esta forma de manifestarse los naturales, ya ha muchos años que se nos fue de las manos.
De todos modos, nos resistimos a rezar por Asturias ningún responso. AS