EN ALGUNA PARTE SE MIENTE



Vean ustedes la imagen. Merece la pena mirarla. La hemos recogido de la prensa de estos días atrás. ¿A qué conocen a ambos personajes? Faltaría más que no los conocieran . Pues eso, los que aparecen, tal y como fueron captados, son doña Esperanza Aguirre y don Alberto Ruiz Gallardón, presidenta de la Comunidad de Madrid ella y alcalde de la misma ciudad él y ambos del mismo partido,el PP, antes Alianza Popular, támden en comandita para gobernar y enarbolar, como todo el aparato logístico-ideológico-popular del partido, el banderín de lo buenos que son gobernando...

Pero mientras tanto y desde tiempo atrás, el viento que corre pregona que ambos personajes, aunque aparezcan así, no son tan uña y carne, sino más bien --eso se dice- todo lo contrario: no se llevan nada bien. Que lo que se ve en público es para guardar las apariencias, para no dar qué decir y para que el Partido al que pertenecen no se vea en entredicho. O sea, que, como buenos políticos, saben posponer sus sentimientos, aparcarlos, dejarlos de lado y, por contra, uncirse para tirar emparejados en bien del ideario político que representan...

¡Demonios!, exclamará cualquier paisano de vida ajena a los intereses y mangoneos de los políticos, eso, si es así, demuestra que los políticos actuales remedan que se matan todo lo que concita el maquiavelismo más sublime. Hacen uso de cinismo unos y otros,lo que entre la otra gente de la España votante, no se entiende. Y si no, díganme ustedes ¿qué cabe pensar de quienes, en los debates de los diputados parecen perros y gatos, se muestras violentos, insultantes, sarcásticos, mordaces, irrespetuosos a veces, y, a veces, desprestigiando al oponente, al que le dicen lo habido y por haber, y, tras esto, más tarde, son vistos --eso dicen las crónicas parlamentarias--en amor y compaña, charlando, riéndose, contándose chistes como si tal cosa ?
Ande, dígame qué cabe pensar de nuestros políticos si es verdad que se muestran así, como se acaba de decir...

¡Hombre..!. Tenga usted en cuenta que son personas civilizadas...
--Ya, civilizadas y, entonces, maestras en fingir; actores del quehacer cara al público --votantes a la postre--. ¿O no?
--Bueno, oiga, mire, el caso es que Aguirre y Gallardón, plóm, dan un rotundo mentís a esa malhadada versión de que se llevan mal o que no se llevan --coño, o que cada cual va tras lo que va, que como queda reflejado, no es así , que aquí queda demostrado que ambos son buenos amigos, buenos compañeros y buenos políticos.

Buenos políticos, sí y, como tales, son buenos interpretes de la doctrina maquiavélica, esa que pospone la moral en favor de lo que se busque.
Perdón, si sigue así, corto todo trato con usted. Aquí lo que se pretende es mostrar esta imagen para dejar presente que, en efecto, para hacer lo que se ve, hay que ser políticos de verdad. De otra manera, llevándose mal, no se entiende, o no se entendería.

VOCES PRÓXIMAS

Sabíamos que su voz era enérgica para llamar las cosas por su nombre, pero no sabíamos que cantaba y, al parecer, canta bien el recio estilo cántabro. Nos referimos al presidente de la Comunidad vecina de Asturias, Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que no se ha inhibido para acompañar a un paisano suyo, Benito Díaz, amigo nuestro y una voz verdaderamente admirable, llena de matices y de cadencias, cuya sonoridad deja en el aire un afecto que, sin saber cómo, se agarra a las entretelas del alma, cautivando a quien le escuche. Si Revilla canta como su paisano y, por lo que veo, amigo también, hay que quitarse el sombrero y aplaudirle sin reserva.

Que cante o no --pero es que sí- lo cierto es que su voz es sonora y firme. "¡Sois unas hipócritas"! dijo a las siete diputadas regionales del PP, cuando éstas les acusaron de fomentar, en unas confesiones que hizo,la apología de la prostitución. Al respecto, ya hemos escrito otro Blog anterior.
Miguel Ángel Revilla y Benito Díaz , cuya imagen editamos aquí recogida de la prensa asturiana, son dos voces próximas, tanto geográfica, como política y racialmente; dos voces de ecos entrañables, que retumban por las praderas cercanas a Torrelavega, donde reside Benito, como en las cumbres de su Carmona natal, para enristrase por las cumbres,ya sean cántabras o sean asturianas, que aquí queríamos llegar, ya que Benito Díaz es una voz de tonada sólida y profunda. Entera y redonda. Sobria y, a la vez, llena de tonalidades y cadencias, que no desmerecen de las voces mejores que hayan nacido en las cuencas mineras asturianas.

Alguna vez hemos dicho que Benito Díaz es como una prolongación de Asturias en su Cantabria, donde lanza sus sones emotivos, al son de la gaita o sobre la Virgen de Covadonga, sin olvidarse del estilo de los mineros: y todo lo hace, para mayor orgullo, en su propia tierra, a la que, por supuesto y por cierto, canta y honra como el que mejor lo haya hecho hasta la fecha. Es pues, una voz doble, no con dobleces; una voz que canta igualmente lo suyo cántabro y lo ajeno, asturiano y en ambos casos, con peculiar estilo, con garra y con emotividad. Como un gran árbol que hubiera enraizado a ambos lados; de Tinamayor , o sea, en Cantabria y en Asturias.

Pues que de Benito no nos cabe ninguna duda de su buen modo de hacer cantando, sólo nos queda escuchar, el modo que puede tener Revilla, para hacerle valoración y, aplaudirle, si llega el caso o, si no, decir que, bueno, que de él tenemos una considerable impresión cuando se atrevió a llamar hipócritas a nade meno que siete damas del PP cántabro, lo que en el fondo, es un modo de cantar, sino tonada, si las cuarenta -- a su modo-- a quien mostró escándalo por lo que había dicho de cómo supo por primera vez lo que era el sexo.

¿TIENEN RAZON LAS DAMAS...DEL PP?

Elevadas a cierta altura de responsabilidad política, sin duda por determinadas cualidades dentro del partido a que pertenecen, es muy frecuente escuchar a dos damas --no me atrevo a llamarlas señoritas ni, tampoco señoras-- encumbradas del PP, María Dolores de Cospedal, secretaria generl y Soraya Sáenz de Santa María, portavoz de dicho partido, lo desastre que es Zapatero, como presidente del Gobierno de España, para solventar la crisis y sacar a España del bache en que se encuentra precisamente por la propia nulidad de quien gobierna en España.

No se quedan cortas para acusarle de ser incapaz de administrar las economía patria.Y, naturalmente, tal incapacidad se inherente al ministro de Economía señor Solves.Personalmente creo que la actitud de ambas damas es una letanía que aprendieron gratuitamente y de la que no saben salir. O no quieren salir, porque mantenerla les hace sentirse fuertes y, como tanto se dice, coherentes con la doctrina de su partido.

Lo cierto es que lo último leído, de ambas por supuesto,
en sus manifestaciones refieren de economía doméstica, de la cesta de la compra--argumento un tiempo del fundador del PP, Fraga Iribarne, así como de otros argumentos alusivos al caso de los trabajadores o similares, a la deuda de las hipotecas, y, por supuesto, la falta de trabajo para los jóvenes. Incluso --y se supone que no se han ruborizado por ello--del precio de los combustibles, cuyo resultado, siendo de carácter global, como no podía ser de otra manera, el responsable de todo es Zapatero.

Me he sorprendido al leer cómo refieren de economía familiar.
De modo que, uno que vivió los gloriosos tiempos de la España una, grande y libre y que supo de qué modo se tenían que arreglar las amas de casa, no sólo aquellos años, sino muchos otros posteriores, no puede por menos de advertir cómo se arreglarían ambas damas si tuvieran que comprar un litro de aceite--ya digo, partiendo de aquellos años--cuando costaba 100 pesetas y en la casa, como sí ocurría, no entraban esas cien pesetas al mes, que así estaban aquellos tiempos.

Recuerdo de qué modo aquellas señoras,
amas de casa pobre, tenían que arreglarse para poder --que no siempre se podía, pues milagros no había ningún dios que los hiciera-- dar de comer a los hijos, o conseguir preparar un bocadillo para que el marido pudiese llevar algo que echarse al estómago después de largas caminatas y más largas jornadas en los tajos mineros. Recordamos cómo, al oscurecer, aquellas amas de casa --que sí sabía de trabajo y de economía--tenían que lavar los remendados pantalones de los hijos por la noche para que, al otro día pudieran ponerlos limpios y repasados.
De aquellos años se podría hablar mucho y podría servir de espejo a quien, más admiradoras y admiradores que uno de quien impuso tantas calamidades tanto tiempo, ahora vienen hablando de economía y de malas situaciones familiares. Podría hablar de eso y seguramente que no iba a ser creído. Porque fue, mientras tanto se blasonaba con aquel !Arriba España! que la Iglesia bendecía, un tiempo que hoy ni los más optimistas se imaginan.

Leyendo, pues, las declaraciones de ambas damas del PP, me pregunto si tendrán razón para sostener tan reiterativamente eso de que España está mal por culpa de los socialistas. Porque, puestos a citar, cabría decir que fue un gobierno socialista, el de Felipe González, quien estableció pensiones para quienes si habían trabajado todo su vida, pero no tenían derecho ni a pensión ni a Seguridad Social. Y si cabe otra referencia, ni la Guardia Civil tenía tal Seguridad Social ni, por supuesto estuvo mejor retribuida durante la Dictadura, a la que tanto sirvió, que lo estuvo con el primer gobierno socialista.

Tal vez tengan argumentos que esgrimir ambas damas - que referimos aquí--, pero no nos iban a convencer ni siquiera diciendo que estos tiempos son otros, sobre todo porque de aquellos tiempos y de estos nosotros somos todavía un eslabón de la cadena que conocimos uno y conocemos otro.

LAS MANOS EN LA CABEZA

Usted tiene claro lo que significa "poner las manos en la cabeza", ¿verdad? Pues eso me pasa a mí cuando, como ocurrió ayer, leo que "Rouco Varela acusa al PSOE de "eliminar casi medio millón de niños" . Y sabe también que Rouco Varela es de nombre Antonio María, cardenal arzobispo de Madrid, amén de presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cual, por si todo fuera poco, es el amparador, protector y velador de don Federico --como le dicen sus admiradores, refiriéndose a Jiménez Losantos, al que otros le llaman, seguramente sin ser tan admiradores suyos, el predicador de la COPE, esto es, la emisora de la privilegiada Iglesia católica de España, quien por boca de sus ministros nos advierten que vamos de cabeza a los infiernos. Para echarse a temblar. De los anatemas roucovarelianos, por ser quien es, ni cogiéndonos confesados, ni con el perdón infinito del patrono al que sirven, podremos librarnos del padecimiento eterno de los infiernos.

Mal, pero que muy mal lo tiene que estar haciendo el Ejecutivo español ( aparte, que eso sí que está mal hecho, de financiar a la propia Iglesia con tantos millones que nadie sabe decir exactamente cuánto son) para que una eminencia como el cardenal de origen gallego diga las cosas que dice --y condena-- del actual Gobierno español.
"Es la campaña de la legislatura de los socialistas y su aplicación ha eliminado casi medio millón de niños y de personas subnormales, hijos de animales". Tras esto refiere el bien y el mal, el mal y el bien y la defensa de la mujer y la de Dios es Cristo, que no vale revolver Roma con Santiago ni andar de Herodes a Pilatos, que eso es cosa pasada y entonces no había, como ahora, eso de la Educación para la Ciudadanía, cosa que trae a mal traer a su eminentísima, que no ceja de condenarla, alegando que educar así es condenar--naturalmente--a un laicismo irrespetuoso, carente de moral (cristiana, suponemos) y de valores éticos...

Lo gordo -- disculpen la vulgaridad-- es que, con su voz ronca, equipara al Gobierno de Zapatero con las dictaduras hitleriana y soviética, ésta más laica y, por tanto, más nociva, y no refirió para nada la dictadura que España padeció cerca de cuarenta años, donde en la educación --y lo que no era la educación--la Santa Madre Iglesia hacía y deshacía, y por tanto estaba canalizada hacia un fin muy determinado y concreto tal enseñanza, de lo que nada dijo. Mejor callar la boca.


La Iglesia, madre y maestra, a pesar de ser lo que es, si no tuviera de que avergonzarse, y de qué arrepentirse -- cosa que no hace--, podría ser menos cuestionada. Ya, lo sé, ya lo sé. Cuestionada por ateos, incrédulos, pecadores y condenados, que no por los que creen en ella, que esos, por muy bien que vean, no son capaces de ver ni de reconocer que la Iglesia, como tal, está compuesta por hombres (las mujeres, para el Vaticano, sede del episcopado universal, no pintan nada, a excepción de la Virgen María) y los hombres son pecadores desde Adán y Eva; por tanto, en la Iglesia, también --aunque confiesen sus pecados entre ellos-- hay defectos para dar y tomar. Y huelga hablar de los históricos, tan conocidos; o de que modo predica uno y hace otro, mientras habla de humildad y hace gala de soberbia...
Por esas no escasas evidencias de los muchos errores y defectos, cuando no doble juego de intereses y moral que la Iglesia lleva a cuestas, mejor sería que dejase de anatematizar por voz de muchos de sus ministros al Gobierno--y a lo que no le guste,-- como viene haciendo, de cuyo Gobierno está percibiendo la dicha Iglesia tantos y tantos millones que de saberlo, sería, tras haber puesto las manos en la cabeza, para no bajarlas jamás.

¡¡Alabado sea Dios...!!

Hubo un milagro, sin duda. Un gran milagro que, incluso, para los no creyentes como somos muchos, nos ha sorprendido: un periodista de columna y media diaria, por fin, señor, no ha referido, como causante de todos los males del Mundo, al presidente de España Rodríguez Zapatero. Esto es un milagro, sin duda. Un día sin desacreditar al presidente del gobierno es mucho tiempo para un elucubrador como pretende ser este personaje,

Alabado sea el Señor
y Jesucristo bendito
y alabado sea el proscrito
del que me juzgo lector
y es un periodista mito,
pero lleno de rencor,
que destila en cada escrito
del veneno, lo peor...

A diario es el autor
de reproches, que aquí omito,
y que, él con necio rito,
prodiga,sordo al pudor,
contra Zapatero...
El grito,
siempre es demoledor.
Zapatero, por lo visto,
es culpable, tiempo ha
de lo que ocurre y se da
en todo el mundo previsto
y aún si cabe, más allá.

Que sobre América truena,
Zapatero es responsable;
que el petroleo nos condena,
Zapatero es el culpable...
Que la ETA roba y mata,
Zapatero, lo consiente.
Que hay inmigrantes y trata
de blancas, el presidente
es culpable, pues no ata
a no sé dónde a esa gente...

Que,en resumen,el cartero,
no espabila a repartir,
el culpable, compañero,
escucha bien, que has de oír
que es de todo Zapatero...

Y sin embargo, ayer mismo,
ese periodista no
escribió del cataclismo
que a diario, su cinismo,
diz, sin pudor, que causó
Zapatero, que al abismo
a todo el Mundo llevó

Señor Dios, ya ves, un día,
--¡un día, que sin rencor,
no habló mal--¿por que sería?--
de Zapatero... Ay, Señor,
¿que enfermedad le entraría
a semejante escritor
que miente a diario por
vete a saber que manía
tiene y siente en su rencor.
Lo cierto es que este día
no habló mal, de otro señor.

ESTAN AHÍ: NO ME ACUSEN A MÍ

Es posible que usted coincida conmigo, pero es más pasible que no. Ya se sabe que, "para gustos, hay colores" y que, a veces, "hay gustos que merecen palos". Y todo ello porque, lo que es blanco para unos, para otros es negro.Y así, aprovechando otros asertos, donde "nunca llovió a gusto de todos", y aunque diga el catecismo de la doctrina cristiana que"Dios nos hizo a su imagen y semejanza", la verdad es que, aquí en la Tierra, somos bastante diferentes. Y, por serlo, como dicen que "!la cara es el espejo del alma", verá usted que ha de haber almas poco agraciadas--o de dudosa caridad.., por no decir negras.
A todos los efectos, ahí va el primero:
Don José María Aznar, ex presidente del Gobierno, del que a buen seguro usted sabe más de él que quien le habla...¡Ah, ya ve que aquí salio agraciado, pero, como es propio de él, acusador. Ahí está su dedo acusador y su sonrisa sardónica, como siempre.

Mire bien, fíjese detenidamente en algunos de los rostros que extraemos de Internet y verá que, aunque sean de su palo y le resulten ídolos, son infranqueables a la confianza, a la sonrisa, a la simpatía...Claro que, como "nunca falta Dios a los suyos", a lo mejor es usted de los que no tiene mejor semblante que los aquí recogidos de las páginas en que aparecen tal como son --o alguna vez aparecieron, y por lo que expongo, quizás se sienta contrariado. Pero a mí no me culpe.No me diga nada. Porque, quienes aparecen en este blog ,"están ahí". No me acusen a mi de la no grata impresión que puedan producir a los que no son de su paño y a los que son, de que estén equivocados y los miren con ojos apasionados. Eso, allá cada cual.


Ahí el segundo: Lo veo y le oigo, oiga. Este señor, visto y oído en tertulias de televisión, fue uno de los portavoces del Gobierno de Aznar, Miguel Ángel Rodríguez, al que no le cae la cara de vergüenza ni se ruboriza por lo que dice. La barba le cubre la cara cuando, hablando de Roma, se sube al cielo de la mentira y dice que el Vaticano no está en Roma.No he dicho nada de hipocresía ni de cinismo.Que conste.


Ahí va el tercero, y que nos parece que mira torcido, al menos aquí, cuyo nombre es Carlos Dávila, visto y escuchado como al anterior, en tertulias televisivas en las cuales no solo no mantiene una linea de acuerdo a su credo, sino que, por lo escuchado, niega la verdad a otros e intenta imponer sus argumentos a los demás, muchas de les veces, tergiversando los hechos.





Y, por hoy, ahí va el cuarto: Carrascal, que viene de carraco o carrasca, cuyas hojas son duras y espinosas, como por lo que le hemos escuchado es este otrora presentador de programas televisivos y cuyo nombre es José María, igual que Aznar, tal para cual, porque pensando igual, ambos son escritores y, en cuanto pueden, sin que sepamos muy bien porqué, muestras su fobia y su bilis a todo lo que huela a socialismo.
A lo que iba, a mi tampoco me gusta esta cara, que la veo altiva y poseída de engreimiento.

FAMILIAS DESHECHAS: LA DE CORREDORIA



En 1991 escribimos acerca de las hijas de José González, Maruja y Tori, que residían en Brasil desde 1950, forzadas a la emigración por la adversidades que cayeron sobre la familia.Leemos ahora aquel reportaje y nos emociona. Referir lo padecido en la cuenca minera tras la Guerra Civil, contado por quienes sufrieron toda clase de villanías, no es sino para espantarse. Ambas hermanas eran hijas del llamado comandante Dinamita o bien José Corredoria, un héroe republicano, cuyas gestas en diversas zonas de lucha, fueron notables.Pero, como pertenecía a la República,no le quedó más remedio, para salvar la vida, que buscar campo abierto, primero en Francia y, después en Rusia,ya que su confianza en el comunismo era grande. De España logró cruzar los Pirineos, con varias heridas de bala en el cuerpo, seis balas que, a las que no obstante, pudo sobrevivir. Sin embargo, su muerte acaeció en Stalingrado, en un bombardeo alemán.
Pero en Rusia su nombre fue admirado, fue un luchador bravo, que, ante la imposibilidad de regresar a España, se había nacionalizado ruso. Y en Rusia, que sepamos, tiene un monumento a su memoria en Stalingrado, que recuerda sus gestas.

Y mientras tanto la familia de Corredoria sufría en la cuenca minera las penitencias de Jesucristo. Incluso, las hijas, unas niñas entonces, fueron maltratadas y atadas con alambre de espinos, mientras un camisa vieja les vejaba preguntándoles por familiares fugados. Pero no les sacaron nada. Eso sí, los moros y los falangistas de la Bandera de Lugo, acompañados de vecinos del pueblo de Laviana, arrojaron ropas y muebles por la ventana de su casa. Y lo que pudieron llevar se lo llevaron, como aves de rapiña.

No tenían nada, pues, qué hacer en su pueblo. Se fueron a Gijón, donde trabajaban hasta que, en cuanto pudieron, unas primero y otras después, buscaron mitigar el hambre y eludir los malos tratos en tierras de Brasil. Y allí enraizaron constituyeron familias y allí murió la madre, Marina Díaz, esposa de José Corredoria y ahijada del escritor Armando Palacio Valdés. Aparte de Marina, viuda de José González, Corredoria, han muerto también otros hijos.Y los que quedan cuentan ya con avanzada edad.

Victorina González, a la que hemos conocido en 1991, nos ha escrito y nos ha enviado un poema que, como dice, sin ser poeta, ha escrito a la memoria de su madre. Queremos insertarlo aquí, pues las palabras sentidas deben ser siempre prodigadas. La transcribo tal y como su autora nos la ha remitido. Hela aquí:

El fim de uma vida
Día triste e nublado
este día 6 de maio,
cuando tuvo fin tua vida
que luchó tanto y tanto.
Trabajó en todo, en todo
desde lo más alto,
hasta lo más bajo.
Pasó mucha hambre
en sus muchos años...
Dona María Dolores Díaz,
¿ónde estás?
Nosotros, tus hijos,
queremos que estés
en un lugar donde deben
estar todas las madres
luchadoras como usted.

Española, mas com muchas maguas,
aquei,en Brasil
siempre se acordaba
de España.
Mas ella amaba el Brasil
que fue su segunda patria.

Nacida en Entralgo
pasaba el ponte da Chalana.

Sufrió para nacer,
para vivir
y para morir.

(Victorina González
14/7/2008)


MEMORIA GRAFICA

Memoria gráfica que, por quiénes fueron los intérpretes, podría decirse trágica y no se diría ninguna anormalidad. Haber conocido aquellos tiempos posteriores a la Guerra Civil y, lo que es peor, padecer sus consecuencias de hambre, espanto y terror, impuesto por quienes blasonaban de haber traído a España "un nuevo amanecer" no otra cosa cabe decir que, al ver las ilustraciones que en Internet aparecen, que la memoria se aviva y, a la vez que es gráfica la memoria, es asimismo trágica. Quien, tras la Guerra Civil, comenzó a trabajar a los 12 años, no puede tener ningún grato recuerdo de aquello. De ninguna manera.
Es por ello --y por eso--que al ver algunas imágenes de aquellos años no podamos evadirnos de referirnos a ellas tal y como aquí lo hacemos.

Bajo Palio

Ved cómo va, adusto y serio
y de la Iglesia bendito,
el Caudillo, sordo al grito
de su pueblo, en cautiverio.
Ved de la Iglesia el imperio
otorgado en comandita
al que, con agua bendita,
va alabado y protegido,
mientras Cristo es perseguido
y muerto junto a la ermita.

No le hemos escuchado por radio, pero los que sí le escucharon, nunca dejaron de espantarse de los anatemas de Queipo de Llano lanzados desde una emisora sevillana contra los demás españoles que no fueran de su bando. Pues él también fue llevado bajo palio.También la Iglesia lo exculpó y perdonó. También le bendijo.

Arengador

Ved el terror emisor,
que desde Sevilla expande
Queipo de Llano,el más grande
en transmitir el terror.
Se mofaba del dolor
de los demás, a diario,
sentenciando, duro y vario,
con toda clase de afrentas,
a eterno sufrir calvario
o a morir, a fin de cuentas.

Que haya quien crea que la Iglesia y sus ministros son
representantes verdaderos de Dios en la tierra-- en caso de que Dios exista--,allá ellos, que no somos nosotros quién para decirles lo contrario; pero que no nos digan a nosotros lo contrario de lo que creemos del conjunto clerical que en España fue y sigue siendo.

Saludo a Franco

¿Puede la Iglesia negar
su presencia apologética,
su saludo y su fonética
al Caudillo, en su rezar...?
¿Puede la Iglesia ocultar

sus actos militaristas?
¿Puede fingir, a ojos vistas,
que sus saludos no fueron
para aquellos que vencieron
con sueños imperialistas...?

¿Puede la Iglesia negar,

como queda reflejado,
a los que ayer se ha sumado
y a los que fue a saludar,
por afecto o por medrar...?
¡Puede la Iglesia, en su fuero,
negar tales hechos, pero
por mucho que niegue, no
ocultará a quien tendió
sus altos brazos, el clero...!

Y USTED ¿ES CAPAZ?

La lectura es un vicio. Un vicio bueno que, a veces, produce malestar.
La oposición en política, tal vez fuese necesaria si primase la honradez en los debates; pero si lo que predomina más es soplar con fuerza para arrasar al contrario, entonces, más que viento reconfortante, lo que habrá será ventolera, levantadora de polvareda, por lo cual, aparte de molestar bastante, no deja ver con claridad lo que haya al rededor.

No tenemos muy claro cuál sería el resultado de la actual crisis que se acusa a nivel global si en España, que es de lo que se trata, gobernase el Partido Popular, tan amigo de sembrar vientos contra el Partido Socialista, actualmente gobernando el país, donde, por lo que parece para el PP, aquí no hay nada a derechas, todo esta manga por hombro, nadie sabe --en el PSOE para el PP--
qué hay que hacer, porque no saben hacer nada; no saben determinar ni tomar medidas; no saben nada de nada. De nada. Escúchese si no al erecto Rajoy cuando se le ve delante de sus huestes fieles, hacia cualquier parte, a donde se le ve ir marcial y convencido, ¿Convencido..?

De modo que, para que nada cambie, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal,

(Por cierto, guapa por cierto.
Y por cierto, no está mal

admirar de Cospedal
su belleza, en desacierto
con su acosar al rival...)


acusa a Zapatero, presidente del Gobierno de España, de no saber administrar "los buenos tiempos" (¡Hombre, ya tardaban!) que heredó de Aznar...y así, continúa con sus exposiciones, que no matizaciones; "El Gobierno está desbordado y es incapaz de asumir la crisis"...

Asumir la crisis, digo yo que sí será capaz de asumirla, lo que es distinto es superarla. Pero , aparte estas disquisiciones verbales, si las tornas fuesen otras, se le podría preguntar a la secretaria del PP si ella --y los suyos, claro-- estuviese en el Gobierno ¿sería capaz de asumir la crisis y, sobre todo, de haberla evitado y, si no evitado, sí superado ya?

Porque desde la barrera parece que suele torearse muy bien. Eso cuando no se dedica uno a silbar y desacreditar al que esté en la arena, frente a la bestia de todas las embestidas y como es el caso, frente a un paro creciente, a una invasión de inmigrantes diaria, frente a unos precios disparatados de los combustibles, consecuencia de lo que se origino en España y fuera de España; frente a unas consecuencias imprevisibles y, como estamos en España, frente a entes que, por ser privilegiadas, como la Iglesia, incordian más que pacifican, por lo cual, teniendo una oposición que no aporta ninguna solución (¿las tendrá?) pero si las exige a los demás, me reitero en la pregunta a doña María Dolores de Cospedal, ¿sería usted capaz,-- naturalmente, junto a los suyos,-- ¿de salir de la crisis de la que tanto hablan ustedes en caso de estar en el Gobierno...?

Ya sé la respuesta. Que sí. No diga más. Con su palabra, basta. Pero las palabras las lleva el viento y, por lo que se observa, en lanzar vientos ustedes no lo hacen mal, no.

Bueno, pues pese al vicio de la lectura, no encontré en ninguna parte ni leí en ningún sitio la firme respuesta de que sí, de que el PP, azuzador de la situación actual, tiene la respuesta firme, segura y convincente para solucionar el problema que, para ellos, los demás no saben solucionar. O sea, que hay un dicho que viene al dedillo. Con la harina de mi vecino soy de mi ahijado buen padrino. O si no es así, si es este otro. "Predicar no es dar trigo".

"SOIS UNAS HIPÓCRITAS"



Lo hemos leído hoy. El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, salió, justamente airado, llamando hipócritas a las diputadas del PP cántabro, porque le acusaron de apología de la prostitución.Tal acusación de las próceres cántabras del PP, se debe a que, puritanas ellas y libres de pecado carnal--como cabe creer y como la Iglesia dirá que "así debe ser --se alarmaron porque el señor Revilla manifestó en televisión que había perdido su virginidad a los 18 años, y, encima, pagando.

Lo que no sabemos --y nos gustaría saberlo--qué fue exactamente lo que indignó a las 7 ( siete, número cabalístico, ojo al Cristo, que es de mármol) damas, féminas, señoras del PP de Cantabria: si que el señor Revilla, en su mocedad, tuviese su primer experiencia sexual a los 18 años, pudiendo haber sido primero, o que tuviera qué pagar para probar el sexo...No queremos entrar en suposiciones o en pensar que, cuando el señor Revilla era mozo, quizás no supo aprovechar las ocasiones que tal vez tuviera a mano. Y no queremos decir que ahora se le recrimina por ello. O se le recrimine por decirlo

Siete diputadas, siete; siete plagas de Egipto, siete puñales según la iconografía mariana de la Iglesia, que tenía la Virgen en el corazón, clavados, siete veces puro; siete veces siete voces proclamaron siete veces que el señor Revilla hizo apología de la prostitución, siete veces conocida de la Iglesia y consentida --aunque no perdonada--de los siete veces siete ilustres hombres que la rigen; siete veces que a las siete de la mañana abrió más de siete veces siete las siete puertas de los más de siete templos que más de siete veces habrán visto rezar más de siete veces el"yo pecador", por el alma del señor Revilla, siete veces pacato y pagano por lo que más de siete veces podría haber obtenido si hubiera sido siete veces hábil en conseguir lo que, a los 18 años consiguió pagando. Y, por decirlo, originando --¿siete veces siete?-- un escándalo entre las siete diputadas del PP de Cantabria.

Conocemos quien, mucho antes que Revilla, pagó también por desvirgarse a la edad de 16 escasos años. Claro que entonces no había televisión, ni existía el PP, es decir, diputadas de este partido, para escandalizarse, aunque si existía un sistema siete veces reprobado y del que, por lo que parece, insufló su aliento de vida el partido en el que siete diputadas cántabras protestan y dicen que el presidente de Cantabria hizo apología de la prostitución....Verás tú que me vengan aquí y me digan que estoy intentado apolegetizar la memoria histórica del sexo que, tan prohibido estaba en aquellos años de 1949, donde, sin embargo, con menos de 16 años ya había quien trabajaba en la mina.

O sea, que la carne era pecaminosa. Trabajar en la mina y mal alimentado, no era pecado.Por eso, en aquellos años, no había comida y si no había qué comer, pecar no tenía mucha importancia; a fin de cuentas, se vivía condenado y sin remisión de ninguna exención.

DE RAJOY A AZNAR



Porque es de rabiosa actualidad, uno no puede sustraerse ante la nueva letanía rajoyana. Si Aznar acuño aquel !"Váyase, señor González"! que tal parecía el eco repetitivo de un loro, viene ahora Rajoy, sucesor de Aznar al frente del PP y candidato a presidir el Gobierno de España, y siguiendo la línea de su amparador, se saca una nueva cantilena, que ya la conocen ustedes: " El problema no es la crisis; el problema es usted". ¿Habrá agregado, como corresponde a tan alta señoría ilustrísima, "señor Zapatero"?
Y cómo será este problema, que, según hemos sentido a no sé quién del PP, la crisis, no sólo de España, sino mundial es culpa de Zapatero. Y luego hay un periodista asturiano que dice que Zapatero ni fu ni fa, ni tuesta ni mueya... A ver si se pone de acuerdo.

Aparte este inciso primero, donde Rajoy, cuanto más yerra más derecho se pone, porque hay qué ver que ver que derecho va, de lo que íbamos aquí es del señor Aznar y de la acusación de paternidad que le confirió un periódico marroquí, "L´Observateur", a lo que se ha apresurado a desmentir el señor Aznar y sus departamentos correspondientes: "Se trata de una total y absoluta falsedad". Nadie dice lo contrario. No obstante, hay unas fotos que publica Interviú que, ciertamente, nada tienen que ver con la acusación del periódico marroquí. Porque haber cenado con una ministra francesa, que bien estaba o se ha quedado embarazada,vaya usted a saber cuándo, además, sin que ella diga de quién, no implica, naturalmente, ni al ex -presidente Aznar ni a otros en el caso, que al parecer ya hay quien piensa en otras personas como posibles responsables de la paternidad, cuando sea, de lo que alumbre la ministra francesa Rachida Dati
Así que cenar, acompañados de otras personas más, entre ellas nada menos que el presidente de la República francesa, Nicolas Sarkozy y su esposa Carla Bruni y el cantante romántico español Julio Iglesias, no quiere decir nada. O sí, que no todos quieren bien al señor Aznar.De ahí que se haya dicho lo que se ha venido diciendo, y él desmintiendo, como es justo.
Como Interviú logró un reportaje gráfico, captado precisamente a las puertas de un lujoso restaurante de París, insertamos aquí alguna, aprovechando unos versos escritos al caso.

"--Pase, pase, señor mío"...
--dice Rachida, cediendo
el acceso al que sonriendo,
si no se arropa de frío,
se arropa porque está ardiendo.

--"Bueno, adiós"!--dice Rachida
al señor de bien, sujetas
las manos, que siguen quietas,
cuando la ministra, erguida,
da la espalda, convencida
del pudor de las chaquetas...

Así de adusto quedó
el buen señor, la mirada
ausente, ¿de qué? De nada.
Tal ver porque se alejó
Rachida, que allí cenó
como buena camarada...

Lo demás, pues ya se ve.


Las manos entrelazadas,
cual un obispo, esposadas
por sí mismo, bien al pie
de la ministra o porque,
con las manos sujetadas
no hay quien se tome un café.

¿QUE DICE ROUCO VARELA?


He leído lo que ha manifestado, al parecer en una misa celebrada en el Valle de los Caídos, que la Guerra Civil fue porque "el hombre había pecado mucho, sobre todo contra Dios". ¿Sí? ¿Y tiene Dios tan malas maneras que, porque los hombres pecaron, todo lo convirtió en infierno de sangre y duelo? Y puesto que la Guerra Civil fue como fue, ¿cómo consintió Dios que los que no pecaron fuesen también víctimas? Y no digo los niños y los inocentes, digo los que fueran y eran creyentes. ¿También pecaron los buenos, mucho?
Franco fue en vida bajo palio y muerto es honrado por la Iglesia.

El cardenal arzobispo de Madrid y presidente de los obispos españoles Antonio María Rouco Varela, defensor, por la gracia de Dios, de don Federico, el predicador mayor de la COPE,ha dicho que la basílica del Valle de los Caídos "es el símbolo de la reconciliación", cosa que monseñor sabe que no es cierta. Semejante obra fue por la grandeza de Franco y para perpetuarse en la inmortalidad. Y para diferenciar los nacionales de los republicanos - - u hordas rojas, que en crear diferencias no se hizo mal tras la guerra, no.
La evidencia es histórica. Ayer fue así y, hoy, si tuviera que ser, sería lo mismo.

¡Qué tontería la de Rouco Varela! "El hombre había pecado mucho y sobre todo, contra Dios, y cuando se vive una etapa de negación de Dios es muy fácil que luego los hombres luchen entre ellos". El arzobispo sabe que la basílica fue construida para honra de unos y no de otros. Los otros fueron los que, como prisioneros de guerra, trabajaron forzados y no alimentados, levantando el santuario nacional, muriendo muchos de ellos en las obras; en los cimientos ,en las canteras. Y porque se pecó mucho, se sucedió la guerra y la Iglesia la bendijo y le llamo cruzada
Y para demostrarlo, llevaba bajo palio al llamado Generalísimo.

Mentir ¿no es pecado para Rouco Varela? Porque monseñor sabe que miente con lo que dice. Sabe que no fue para la reconciliación de los españoles y sabe, también, demás, que el laicismo del que tanto hablan que practica el Estado español no es así. Como no es cierto que el Estado español no contribuya a manos llenas con la Iglesia, que sí contribuye, lo que ocurre es que la Iglesia es un ogro que no se sacia nunca y todo le parece poco. Y negar eso es mentir. Y eso niega el arzobispo de Madrid, el gallego Rouco Varela.
Mantos religiosos y uniformes glorificados. Esta página de historia no ha sido anulada todavía.

Ciertamente se están viviendo tiempos de ofensiva por parte de la Iglesia católica, la cual, por medio de sus eminencias, no cejan de acusar en una parte y de pedir en otra.Hoy dicen de un modo y, cuando parece que se abren hacía actitud más humanizada, al otro día alguno de sus muchos monseñores, reviste de lo contrario lo primero.Y nunca sabe uno a que carta quedarse.

Y así, mientras en España los grandes líderes religiosos, bendicen a Franco, como hace a menudo Anselmo Álvarez, abad del valle de los Caídos, el Papa, en Lourdes, condena la idolatría."Y dice que el amor al dinero es la raíz de todos los males"....No se entiende nada. ¿quién adora al becerro de oro? ¿Quién adora a más ídolos que la Iglesia romana? ¿Y quién tiene más amor al dinero que ella, sea o no "la raíz de todos los males"? Le importa poco que, como dijo Papinni , "el dinero sea el estiércol del diablo". Mucho que haya, que sarna con gusto, no pica. Y si el dinero es la raíz de todos los males, se convierte en arte, en inmuebles, palacios,lingotes de oro, bancos, industrias y santa pascuas, que eso lo sabe hacer bien la iglesia, diga lo que diga.
Lo ha dicho Benedicto XVI: "El dinero es la raíz de todos los males"

SIGO CREYENDO LO MISMO


Así es. Sigo creyendo lo mismo. Sigo viendo, políticamente hablando, que "la cuestión es hacer oposición", tal como hemos titulado uno de nuestros temas publicado aquí no hace mucho. Y a la vista de lo que conocemos y venimos observando a lo largo de los años, podemos decir que siempre ha sido así. Sobre todo, desde que en España existe Constitución. Pero hay que matizar. Se interpreta que la oposición que aquí nos topamos desmadrando la realidad es la que representa y constituye la derecha conservadora y, por tanto, como buena opositora en argumentos y subterfugios, la que no acepta resignadamente que esté gobernando el país una fuerza distinta a ella misma. Ella, heredera de los Reyes Católicos, admiradora de los cuarenta años de autocracia militarista anteriores a la actual Constitución, es comprensible que no vea con agrado otro Gobierno que no sea el suyo en España. Y como es comprensible eso, lo es asimismo que, con razón y sin ella, busque toda ocasión para reprobar, censurar, criticar, negar y obviar lo que el actual Gobierno de España venga haciendo.


Ello así, viene a cuento referir que el PP e IU, -- en principio, bien contrarios ideológicamente--hablan de tremenda decepción porque, en la visita de Zapatero a Asturias, el presidente del Gobierno no dio plazos concretos para la finalización de las obras del AVE. Para el sotrondino Isidro Fernández Rozada, de estar de ministro de infraestructuras Álvarez Cascos, habría fechas, rutas, calendario de horarios, estaciones , además de la gloria bendita, todo concretado y todo establecido. Naturalmente, además de Isidro, el presidente del PP de Asturias, Ovidio Sánchez, dice que asistieron a un acto de puro maquillaje." O sea, que aquí no se da una a derechas, por parte de la izquierda, por lo que se ve, para las y los derechas.

Y si no, ¿qué decir de lo que dijeron cuando "la excavación del primer túnel de la Variante concluyó con 8 meses de adelanto"? Pues, como quedó registrado, para "el PP Zapatero intenta colgarse una medalla por una obra que fue ideada, proyectada y adjudicada el Gobierno de Aznar". Y aquí tampoco se acierta en nada. En nada, porque los demás no son nada y ellos, por lo que parece, lo son todo.

Si cupiese una simple meditación
, cabría decir que no sé de qué me extraño. Eso y mucho más ha ocurrido --y hemos visto-- durante largos años. Y es por eso que siempre hemos entendido como verdadero el verso de Antonio Machado: que hay dos Españas y que una ha de helarnos el corazón. Helarlo o dejarlo seco de susto y de asombro, porque, aunque debiéramos estar curados de espanto, no acabamos de estarlo. No ha lugar a ello.

45 MILLONES DE ÁRBOLES

La idea puede ser buena.Y conveniente. Y, a largo plazo, rentable. Según las noticias, el Gobierno que preside Rodríguez Zapatero, pretende poner en marcha un plan consistente en la plantación de 45 millones de árboles, con lo cual daría trabajo a muchos de los parados de la construcción y de otras profesiones derivadas del ladrillo.

Si esa idea se pone en marcha,la fisonomía de España iba a cambiar mucho.De una imagen grisácea pasaría a un verde futuro o a un verde esperanza a poco que se refrenara , por otra parte, al ansia incendiaria de los pirómanos, poniéndoles en cuarentena o los pies en raya.

Sobre este asunto, pero limitándonos a Asturias, nuestra tierra, desde donde escribimos, sentimos y vivimos, trabajamos y, a pesar de los años, todavía esperamos verla mejorada, acerca de la necesidad de que los políticos o regidores del Principado tomasen la reforestación de nuestros montes y valles más en serio de lo que hasta la fecha venían tomando esa posibilidad de mejorar la producción maderera y, al mismo tiempo, dotar de medio alimenticio a la diversa fauna montaraz. Para ello bastaba que, en vez de eucaliptos o pinos, se plantasen castaños --o mejorasen los existentes que, por tanto abandono, se han asilvestrado.

Hoy mismo leemos las manifestaciones de Cristino Ruano, quien dice que "el desarrollo del sector forestal ocupa un lugar privilegiado en la lista de prioridades del Gobierno asturiano". Si es así, que diga dónde son esas prioridades, porque lo que es en las cuencas mineras, lugar de mucho paro, lo que dicen chancro --y antes se decía filexera-- cada día está dejando en nada los castañedos. Hace más de cien años ya se hablaba de la enfermedad que sufrían estos troncos de rápido crecimiento y sabroso fruto, ya existentes de antes de Cristo.

La madera crece relativamente rápida; los frutos permiten la alimentación de la fauna en pleno invierno; el mobiliario conseguido del castaño, es de larga duración y de belleza apreciable. Incluso, para cierres, tanto en medios rurales como en zonas urbanas y jardines, (que ahora tanto se ve cercado por madera de pino, traída de otros países, pagada cara y de reducidísima duración) no acaba tan pronto, tiene más estética y mejor precio, porque no se pagaría tan cara como la que, no sabemos porqué, se adquiere fuera del propio país.

Sobre estos asuntos, con más o menos frecuencia, ya ha más de 50 años que venimos exponiendo nuestros criterios. De todos modos, el mal no es de total culpabilidad de nuestro organismos . También existe por parte del paisano o propietarios de los bosques, cierta culpabilidad. La dejadez y el abandono es manifiesto. Y así--es un detalle solamente--cuando en los meses de invierno se ven algunos vendedores de castañas asadas en nuestras poblaciones, cada pieza, que no siempre resulta sana, sale entre las 15 o 20 pesetas. Una castaña, 15 pesetas. Y, encima, ¿saben de donde son? Porque hay que decir que no son de la región; son de Lugo, de Ponferrada, del Bierzo, Extremadura e, incluso, de Portugal. Y hasta me han dicho que se venden por aquí de Polonia.
Y aquí, armando la de Dios es Cristo porque no hay trabajo.
O sea que el asunto, tiene mucha madera que cortar. Ya se cortará algo más.

LA MUSA DE LOS JIMENEZ

Lo he leído en alguna parte. Rosa Diez, renegada del PSOE y fundadora de su propio partido político, es la musa --ahí es nada-- de Pedro J. Ramírez y Federico Jiménez Losantos. O sea, dos Jiménez de la mejor ley, por lo que se dice de ambos, cada uno de los cuales coincidente con el otro en buscar cinco pies al gato de la actualidad política y, sobremanera, para pisarle el rabo al Gobierno de Zapatero y a todo lo que les huela a socialismo español.

Jiménez Ramírez --¿ de qué me suenan estos
apellidos?-- y Jiménez Losantos, uno rigiendo un Mundo de papel y, otro--como es normal por su segundo apellido-- heraldo de una emisora de la intocable Iglesia católica de España, son los paladines defensores de Rosa Diez. No pudo tener, pues, Rosa Diez mejores valedores. Que los disfrute, que le aprovechen-- como dice una copla mexicana.

Aparte la causa de que uno de estos personajes prefiera la inicial de su apellido a su nombre completo, cosa que no nos va ni nos viene, algún motivo ha de haber para que, junto al otro Jiménez (que no sé yo si es de los santos o de los demonios) hayan decidido apoyar a la Diez, que, dígase lo que se diga, viene rebotada de otra parte, entre escaldada y resentida, lo cual, a nuestro ver, no siempre suele puede acabar bien.

Resentido y rebotado nos dicen que también llegó
de otra parte al frente de la emisora episcopal Federico Jiménez. Rebotado y renegado llegó otro personaje a ser autor de cabecera de una derecha inflexible e intransigentemente furibunda, cuando su procedencia le señalan como ex de una banda terrorista y cuyas versiones de la historia tergiversan la realidad, que es lo que les gustaría que fuera cierto a quienes aplauden a Pío Moa.
El hecho es que, por lo que parece y las evidencias corroboran
, Rosa Diez, creadora del partido "Unión, Progreso y Democracia", es la bien cantada de la COPE y, especialmente, del portavoz mayor don Federico, así como lo es del Mundo y destacadamente de su director Pedro J. la bien glosada y aplaudida.

Y mira tú por dónde, sin saber a qué fin ni a qué santo, me viene a mientes la fábula famosa que finaliza con una sentencia irrefutable: "si el sabio no aplaude, malo; si el necio aplaude, peor". Desde luego, he conocido musas mejores en obras y, consecuentemente, mejores y más honestos heraldos cantores de simbologías y de obras de arte, que son, al fin y al cabo, las verdades.



LA CUESTION ES HACER OPOSICIÓN

Quienes a menudo recurren a la actual Constitución --que de sobra se sabe quiénes son--, suelen argumentar que los padres de la misma, --de diversos credos, unos y otros--aceptaron lo de borrón y cuenta nueva. Mirar al futuro y no al pasado, lo cual vino a ser más o menos así, pero por necesidad de tener la fiesta en paz; esto es, quienes habían soportado 40 años de dictadura, tal vez entendieron que más valía una Constitución raquítica que no tener nada. Y a eso se agarran ahora los que, amparados en esa Carta Magna, se oponen a que, los que durante 40 años estuvieron silenciados, recobren la voz y la presencia en la memoria histórica de España.

Pedir, como el refrán dice y Blas de Otero exigió, "la voz y la palabra", es decir, los forzados al silencio ayer a tener el mismo derecho hoy que el que tuvieron durante cuatro décadas los afectos al pasado régimen, no otra cosa que oposición vienen encontrando. El argumento es pueril a más no poder por parte de los que se oponen a recuperar la memoria histórica. Que si se pretende volver a las andadas, que si es volver a abrir las heridas, que en todas partes hubo crímenes o, como fraga ha manifestado, "barrabasadas"...La cuestión está en oponerse a que los abatidos injustamente en cunetas y pozos, pueden ser recuperados y ser, por lo menos, honrados y mencionados como otros lo vienen siendo desde hace más de 70 años, para los que todo es luz, por ser los vencedores en la contienda nacional, mientras que para las víctimas de los que perdieron la guerra, además de sombras, sigue existiendo una cerril actitud por parte de los buenos, a que no se recuperen sus restos, perdidos muchas veces en fosas comunes desconocidas. Que sigan así, seguramente dirán.

Solivianta que se diga --como cínicamente dicen-- que la República cometió más crímenes que la dictadura franquista. ¿Acaso perdieron la noción del tiempo y quién, además, instituyó la persecución y el acoso y, por ende, el exterminio de los contrarios? ¿Hay que decir que quién así quería una España imperial fueron los del nuevo amanecer, esto es, los eufóricos exterminadores de familias enteras y de todos los maestros republicanos, creyendo que así sería posible levantar a España; hay que nombrarlos más todavía...?

Y, tras aquellos años, de tanta gloria y victoria, y de los años llegados, después de aquel 1975, o más concretamente de 1977, cuando se establece la actual Constitución, no es preciso decir cómo España logró situarse al nivel de muchos países europeos --que tanto "odio" nos tenían según el franquismo decía--ni cómo los españoles pudimos ver que, a pesar de la no completa Constitución, éramos capaces de caminar a la par que otros países. Pero "dura poco la alegría en casa del pobre", según otro aserto popular.

Y así, primero Aznar, con su cantilena de"Váyase, señor González" y, ahora Rajoy , con la que parece va a ser su leyenda más frecuente de "El problema es usted, señor Zapatero", no nos veremos libres de una oposición desequilibrada, que, a falta de aportar soluciones, sabe que lo que mejor puede hacer es oponerse a todo, sea lo que sea. Que así quedarán entre los suyos como los ángeles.

Las letanías que se oyen de "sus señorías pepistas" son tal cual otro aserto existe: "parece que les hizo la boca un fraile". Ellos lo son todo, los demás nada; tienen todas las llaves de la ciencia del bien y del mal; los demás no saben por donde entran ni por donde salen; ellos--los del PP, por supuesto, según se observa en el Congreso de los Diputados-- saben lo que los demás ignoran; son señores de la verdad, los demás de la mentira; ellos los de la eficacia, los demás los de la nulidad total; ellos los benditos de la Iglesia, los demás los condenados; ellos los que tienen el remedio para salir de la crisis...los demás son la crisis misma. Por eso quieren acabar con la crisis acabando con todo el Gobierno de Rodríguez Zapatero...Y con todo lo que hace y todo lo que representa. Mañana dirán que España no merece el Gobierno que tiene, plagiando a quien eso dijo de ellos, cuando mintiendo, decían que no mentían...
O sea, que ellos, procediendo de donde proceden, son la España verdadera: los demás, ni mucho menos. Son el problema de España. Pues, ni así ni con esas, serán la España absoluta ni la España de todos.


ALGO MÁS SOBRE ROSO DE LUNA


El buen amigo Ernesto Burgos, quien nos viene obsequiando semanalmente con una estupenda página en un medio de Oviedo, ha tratado este pasado 8 de septiembre, (que dicen que es el Día de Asturias y que, para que nada haya cambiado, todo se circunscribe en torno a la basílica de Covadonga, misas y políticos de procesión), una vez más sobre las cuencas y lo que de ellas dimane, que suele ser mucho. Lo que refiere Ernesto Burgos es acerca de la presencia del extremeño y teósofo, investigador y escritor Roso de Luna en Asturias y, aunque refiera otros motivos, sobre el apodo --que no parece gentilicio-- gobeto o gobetos, que se les a los naturales de Bello, en el concejo de Aller,tierra de Xuañón de Cabañaquinta y tierra en que, para contrarrestar la fuerza de los sindicatos laborales en auge en tiempos pasados, cuando las incurias sociales eran tantas, nació Sindicato Católico, impulsado por Vicente Madera y apoyado por la Iglesia, no tanto para luchar contra el privilegio de los empresarios y en pro de la defensa de los mineros de entones, sino para quitarles poder y fuerza a los sindicatos de obreros...

Mario Roso de Luna, autor de hermosos libros --
más allá de estar o dejar de estarlo en el total conocimiento de toda divinidad...--tiene uno que fue ampliamente difundido y que hablaba de Asturias: "El tesoro de los lagos de Somiedo". Tiene otros, como " La Xana" o "libro de bitácora de mis viajes a Asturias" o "Don Roberto Frassinelli, el alemán de Corao", todos ellos, como se ve, sobre la región asturiana, que para Alfonso Camín y para José Francés, es la más española de las regiones peninsulares. Del libro "El tesoro de los lagos de Somiedo", parte el bueno de Burgos para referir la presencia de Roso de Luna en Asturias. Y de su visita a las cuencas.
Acerca del libro señalado hemos escrito nosotros previamente en la revista "ALTO NALÓN" y, sobre todo, por la referencia que hace Roso de Luna al lugar de Tiraña, al que acudió atraído por la nombradía del valle, antiguo coto de lo Álvarez las Asturias, y que por aquellos años de 1915 ( en 1916 publica su "Tesoro de los lagos de Somiedo") debía ser cuna de prístinas tradiciones y de costumbres tan arcanales que en ninguna otra parte, cuenta, las halló tan puras y naturales.

Tiraña, incluso siendo "San Pedro", su capital, una aldea. era atracción y, en población, la de mayor densidad del municipio después de Pola de Laviana. En Tiraña se celebraban bodas de alcurnia y/ o de solera. Refiere asimismo Roso de Luna acerca de las Leyendas del Pozo de Funeres, lo que aclaramos para que se enteren algunos emboscados en el anonimato de Internet, residentes por esta parte, que mezclan las leyendas fantásticas con los hechos dramáticos que se dieron en 1948, cuando en abril de ese año fueron asesinadas un par de decenas de mineros y labradores, arrojándoles al fondo del Pozo. La realidad es esa, que las leyendas son otras cosas, cuyas narraciones, como he manifestado, vienen sufriendo variaciones, según quién las cuente. Pero, en cualquier caso, nada tiene qué ver leyenda y realidad, a pesar de los necios que sí las confunden a propósito.

Otro hecho que fue en Tiraña realidad --y que por los años aquellos en que visitó estos lugares Mario Roso de Luna, coincidió en el valle con el entonces joven investigador asturiano Juan Uría Ríu, aún eran frecuentes--han sido en los bailes las improvisaciones tanto en el lanzamiento de puyas, siempre zahirientes, como en los giros y quiebros de los bailes, que entonces no estaban tan sistematizados como pueden estarlo ahora. En aquellas aportaciones estaba precisamente la riqueza folclórica y la pureza improvisadora de los bailes, todo lo cual hoy ha desaparecido como aporte cultural, como medio de aumentar y enriquecer ritos, bailes y canciones. O sea, peculiaridades raciales.

Si se nos permite, diré que hemos conocido a Concha de la Cabaña, quien, en su juventud, conoció estas costumbres hoy desaparecidos. Y ella fue quien, años más tarde, cantó tras les rejas de la célebre Cárcel de Laviana, en la década del 20, hasta que su voz, saliendo por el enrejado de las ventanas carcelarias, se expandió por las calles de la Pola y llegó a oídos del alcalde, que entonces era Arturo León Zapico, el cual, escuchando la voz sonora y armónica de la prisionera, ordenó que fuera puesta en libertad, y con ella, los demás, que como ella habían sido detenidos, según se contó, por tirar piedras a la Guardia Civil desde algún canto del pueblo de Ordaliego, esto es, uno más de los pueblos del valle de Tiraña, donde Mario Roso de Luna encontró el folclore más rico y variado de Asturias.
Lástima que aquel valle, este valle nuestro, hoy esté en total y acusado declive y por ello, quedándose desierto de vida y de alicientes.



¿SE PARECEN?


Oiga, no se si se parecen algunas de las mujeres que suelen verse en defensa del Partido Popular o, si no defendiendo ese partido, si contrarias al partido contrario, el PSOE. Fíjese, si quiere comprobarlo, en dos ejemplares de nombre igual, ambas tertulianas en las televisiones, ambas periodistas, ambas furibundas negadoras de Zapatero, ambas, cuando se les ve en las tertulias, apartando sus lacios pelos con gesto airado, ya moviendo la cabeza, ya retirándolo con la mano y ambas, para no seguir, sonriendo (no digo con cinismo ni irónicamente, pero sonriendo no sé porqué) cuando alguien les pone los puntos sobre las is o sobre la jota, de ...fastidiarse y tragarse argumentos que no quieren tragarse, pero que tienen que tragarse ambas isabeles: Isabel Durán e Isabel San Sebastián. Ambas con apellidos para rimar y ambas, para algunos gustos, de poco gustar.
Ya las ve: son parecidas,
incluso físicamente;
pero más en sus manidas
manías al Presidente...
La primera, más sonriente;
la segunda, más adusta...
la San Sebastián, que asusta
y, una y otra son al fin,
causa común en mohín
cuando algo no les gusta..

Pero hay más, todavía hay más en este contexto femenino afín y afecto al Partido Popular, unas en una parte y otras en otro sitio, pero que aún así, o por la cara o por el pelo o por otros motivos, también tienen algún parecido entre sí. Y si no físicamente, si oralmente -digo oralmente, no moralmente , por aquello de lo que manifiestan, siempre tan coincidente y tan parecido
Si se fijan bien fijado,
algo hallarán parecido...
No se decir si el peinado
o el mirar enternecido
que una y otra, a su lado,
desprenden,como es sabido.

________________________________________

Conclusión: Aquí están
Durán y San Sebastián

y la Castro y la Botella,
cada una haciendo mella
por donde quiera que van.

ASOMBRO PERMANENTE


A pesar de todo, no acabamos de acostumbrarnos a escuchar necedades. Y nuestro asombro es --lamentablemente-- permanente. Lamentablemente porque, ante el pasado histórico más reciente, no cesan de manifestarse los que, como Pío Moa, quieren dar vuelta a la tortilla de la realidad, confundiendo lo ocurrido, amañando lo habido y tergiversando lo que no tiene más que un camino: la verdad.

Contra esa verdad se viene echando toda clase de polvos contaminantes. Los últimos lo arrojó el ya anacrónico Manuel Fraga Iribarne, fundado del PP, antes AP, ídolo de la derecha más torcida que en España existe, ministro eufórico de Franco, embajador de España en Inglaterra, quien dijo que "España tenía una democracia a la altura de la inglesa." Pues el presidente mayor del PP viene ahora manifestando, como el pontífice mayor del reino, que en los dos bandos se cometieron barrabasadas y las mayores "como es obvio" fueron en el bando republicano.

Fraga ha perdido la memoria. La suya y la histórica.
Lo primero, llamar barrabasada a la tragedia del exilio, a las condenas a muerte tras el final de la guerra, a la persecución y el ensañamiento de la España victoriosa sobre la España abatida, no deja de ser una falta de respeto al drama que originaron los vencedores, a la tragedia sufrida y enconadamente mantenida por los que Fraga representó y todavía representa. Por eso decir lo que ha dicho, resulta un delito.

Pero aparte de eso, Manuel Fraga debe tener en cuenta que, las penitencias imperantes en España llegaron en forma de persecuciones y ejecuciones, tanto en plena guerra como después de ella, donde, como es sabido, los vencedores no pusieron límite a su desenfreno de acabar con todo cristo que juzgasen --sin juzgar--del bando vencido. Por tanto, "las barrabasadas" las cometió quien las cometió y quien pudo cometerlas. Y si no hubo más ello se ha debido a que fueron muchos miles de españoles los que lograron evadirse del odio que los perseguía y acosaba en su patria, buscando el pan y la vida fuera de nuestras fronteras.

Efectivamente, el asombro que padecemos es permanente. Asombro y pasmo, estupor y susto.
Aquí mismo, donde residimos y donde quien más y quien menos sabe todo lo ocurrido tras el final de la Guerra Civil, vienen de nuevo cuatro embozados sembrando dudas y negando hechos sobre el fatídico Pozu Funeres, y a quien les da respuesta, le salen por la tangente, todo con el objeto de tergiversar la verdad y, tergiversándola, limpiar de ignominia a los autores de tan execrable crimen, pero, a la vez, procurando que lo que es verdad, resulte mentira y la mentira sea baldón a cargar sobre los familiares que cada año acuden a rendir homenaje a las víctima del pozo que se encuentra en Peña Mayor, frente a Laviana. Estos embozados en el anonimato de Internet, evidentemente, mientras oculten sus identidades, dejan evidencia de su condición, tras la cual siembran la discordia que les va de pieza y suela, y que es para lo que sirven como si fueran honestos ciudadanos.

Y puesto que hay otro motivo más para el asombro y es la decisión del juez Garzón de investigar
los muertos habidos, no en la lucha de la guerra, sino los habidos asesinados en tiempos bélicos y en tiempos llamados de paz, no puedo eludir nuevo asombro, no ante su decisión, sino ante la reacción que originó en determinados medios de información, como "El Mundo", La Razón" o individuos como Pedro J. Ramírez; Rajoy, Mayor Oreja , el referido Fraga y otros muchos, todos los cuales siguen en sus trece de no condenar el levantamiento golpista militar contra la República en 1936 -- o bien argumentan que ello es reabrir heridas que ya estaban cerradas.

La misma historia de siempre. Abrir heridas que estaban cerradas... en falso, claro, o cerradas a la fuerza para que, manteniendo un silencio forzado, no hubiera más penitencias a contar.No, la historia negra de la España victoriosa e imperial, no estaba superada. Aparentaba que lo estaba. Pero en cuanto la actual -y no completa- Constitución permitió la búsqueda de los miles de cadáveres desaparecidos, surgieron los problemas. Las proclamas de que era volver al pasado, remover el odio, abrir heridas...Y todo eso, mientras unos eran honrados, otros eran silenciados. Que es lo que parece defienden significados miembros de la derecha actual española.

¿Y quieren que no nos asombremos?
¿Que nuestro estupor no crezca ante la actitud de esa parte de España que se dice mejor que la otra y que niega a los demás el derecho que ella misma disfruta ? ¿Quieren que entienda y comprenda la actitud de la Iglesia, que tanto deja qué desear y que, ahora, ante la decisión de Garzón, dice que lo suyo no está en ese terreno? O sea, que no está dispuesta a colaborar para esclarecer tantas tumbas anónimas, comunes y olvidadas...

¡Ay, que demonios,! Si Dios existiera, cuánto tendría que arreglar, incluso, entre sus ministros y representantes en la Tierra! Cuántas aseveraciones tendría que hacer a los que aquí tanto dicen creer en él. Pero sobre todo por qué "por la gracia de Dios" hubo lo que hubo en España durante y después de la Guerra Civil, para que ahora, encima, vengan resentidos y digan que no fue así, sino de la otra manera...