A TROMPICONES

---Pues así vamos en España, diga lo que diga el Gobierno rajoyano:  a trompicones. La economía, diga lo que diga el Gobierno rajoyano, va a trompicones. La justicia, lo mismo, a trompicones, o sea, si el hijo de un ministro comete delito de circulación,  eso es cosa de familia, y para la delegado del Gobierno, en Madrid , dice que   "son cosas sin importancia", o sea, que pase a lo que pase, la ley y la trampa van de la mano.  Lo de la Aguirre, es la evidencia.
  
Llevar  banderas  republicanas,sería castigado.Pero se colgaron 



Mientras tanto, el Gobierno sale con una noticia (casi) bomba en el asunto de los Impuestos: va a rebajarlos. Y Rajoy rechaza subir  el IVA. Montoro sigue  con sus palabras ininteligibles, por más que diga que vamos a salir  todos mejor parados. Y digan lo que digan, no son creíbles.  Dijeron la de Dios es Cristo antes de acceder al poder, basándose en mentiras. Llegaron al poder y, para no cambiar, siguieron con mentiras.El argumento era--fue--que no querían hacer lo que estaban haciendo, pero  que lo tenían que hacer...
Y así, como pasa el tiempo, se acercan nuevas elecciones, hay que prometer algo  que se vea: algo gordo. Y vienen con una rebaja de  impuestos. Pero hasta el que quede al paro ha de tener en cuenta que va a pagar, que para eso se ha librado de pagar cuando  tuvo trabajo...¿Sí..?
 Más, más. El paro, no solo no se redujo, como tal prometieron, sino que aumentó. Este es un caos por más que diga  las insulseces  que la Bañez dice. Y si no es ella, es otro como ella cuando manifestó que la Virgen del Rocío obraría el milagro de  reducir el paro..
El pueblo no quiere ser súbdito. Ciudadano, sí.
 Y,  mientras tanto, sale Rajoy y advierte que el rey abdica. Pasmo y estupor. No porque abdique o haya abdicado, sino porque ahora, a toda prisa, no sabiendo que hacer con él, lo siguen manteniendo de rey, y así vemos que en  España a falta de un rey, hoy dos. Y dos reinas. Y palabras, muchas palabras muy bien hilvanadas, pero, más de cuatro veces, hueras y llenas de huecos. Y muchas protestas. El sentimiento republicano aflora, y pese a que estamos en una  democracias, como blasonan alto y fuerte los políticos, por donde ha pasado el nuevo Monarca, no  se movió ni una mosca. Y ¡ay! de quien osase pasar con algún símbolo republicano. Y quien osó, si no le cayó el pelo, le cayó "el peso de la ley"..
Y así estamos, cualquier día viene el Gobierno y manifiesta  que el rey Juan Carlos y la reina Sofía, gozar de  aforamiento, incluso  con carácter retroactivo. "España es así, señora: donde no llega mi lengua, llega la punta de mi espada". Saben quién lo dijo ¿no? Bueno, pues si no es tanto, falta poco. En España no es oro todo lo que reluce. Y mucho menos lo que del Gobierno venga, que a lo que se ve es, para republicanos a no, más oropel que otra cosa.

SOY PUEBLO, PERO MENOS

   No por necesaria --por muchas razones-- no ha dejado de sorprender la abdicación del Rey. Y, aunque  el poder siempre es el poder,tras su abdicación se vienen  dando muchas cosas en España. Sobre todo, que los españoles ---o por lo menos, muchos-- no quieren la Monarquía. Ni  valoran  --más bien lo contrario-- lo que dice que hace el Gobierno rajoyano: que  está trabajando para sacarnos de la crisis..
Tras el anuncio de la  abdicación del Rey--al que, al paso que se va, lo van a elevar a los cielos absolutos de lo divino y de lo humano, pues todo  en él son virtudes y dones--lo cierto es que en España vienen elevándose  voces que  reclaman una forma de gobernar distinta.  Con menos privilegios y menos  heredades de intocable  fuerza y de poder. Más derechos para el pueblo, del que dice la Constitución, que emana el poder. "porque radica en el pueblo".

Y es por eso, porque los poderes no pueden ser  hereditarios, como la Monarquía tiene por costumbre,   que en las ciudades de España se  levantaron  y levantan voces contra el propósito del Gobierno, al cual la Corona debe estar sometida, de acuerdo a la Constitución, y, en caso de abdicación, como ha ocurrido, antes que ceder  Corona y Cetro, en este caso al que ya nombre como Felipe VI, debe haber en plebiscito para que el pueblo  decida si prefiere Monarquía  u otra clase de Gobierno, que en este caso  habría de ser República.
Lo que cierto es que el pueblo, del que formo ínfima parte, pide  un Referéndum. Lo piden quienes siempre  han  pertenecido a la clase baja, ayer proletariado; hoy clase media, no obstante que la mayoría esté sin puestos de trabajo; lo pide quien no ha de estar--por razones sobradas--agradecido a quien disfruta de privilegios, a quien las leyes  le otorgan beneficios y le dejan exento de sanción en caso de haber cometido ante España y las leyes alguna clase de delito. Que por lo que se viene diciendo --y no se dice del todo--sí  hay delitos que gozan de impunidad. Y eso, si es verdad que "todos somos iguales ante la  Ley", como ha manifestado el Rey, no puede  ser permitido.

Añadir leyenda
Las no pocas protestas que se vienen dando por estas  fechas tras la manifestación de la abdicación del Rey, deben hacer meditar al Rey y al Gobierno rajoyano, que no todos forman  parte  del mismo  sentimiento  político. Y hagan uno u otro, que lo van a hacer porque el poder siempre ha obrado según su  voluntad, han de tener  presente, que el pueblo debe de ser escuchado y atendido.  Y por no ser así, es por lo que las protestas se manifiestan  más de lo deseado. Y es posible que--sin ser agoreros-- sigan manifestándose  en lo sucesivo más que ahora.

Tres símbolos de los republicanos  españoles,representando la voluntad  popular.

GONZALO MIERES, PARA SIEMPRE


Gonzalo Mieres, el amigo que se nos ha ido
   Gonzalo Mieres se nos ha ido a los 71 años. Era  de la cuenca del caudal, asentado desde niño en Gijón, donde se labró un futuro  y una familia. Y un montón de amigos, que lo estiman y lo estimaron.Por sus méritos en pro de la cultura y el arte, el deporte y el  folclore, contaba con la "Medalla de Plata de la Ciudad" como embajador del folclore. Aunque para todos era Gonzalo Mieres, su verdadero nombre era  José Gonzalo Fernández Mieres, hombre de trabajo  y honradez. Por la década de los 60 trabajó en  Cros S.A. donde adquirió reputación de  empresario, por lo cual más tarde  fue directivo de Esnova y consejero delegado, así como, a partir de 2001 fue  consejero de Ideas en  Metal,  donde  en ambos casos la figura del empresario  José Antonio Hevia Corte  era  el paladín  de las iniciativas. Gonzalo Mieres  estaba jubilado desde 2008.
Gonzalo Mieres,en el centro, entre el Dr. Kocina y Paz Felgueroso, 
   Pero la popularidad de  Gonzalo Mieres  viene de su dedicación al arte, a la cultura y al deporte, donde  fue organizador  de diversos programas, como  ¡Bravo asturianísimo!, además de Luces de la Ciudad. Era colaborador de Prensa, además de ser, entro otros cargos, presidente de la Federación Asturiana de Natación. Gonzalo Mieres no estaba quieto. De ahí que, ya desde muy joven,  mantuvo con la  Agrupación Artística Gijonesa afectiva  vinculación; acaso por ello  le otorgó el  IV premio de la Institución Gigia; la insignia de oro del Orfeón Gijonés "Enrique Montes",  además del  premio especial por El proyecto Hombre, sin olvidar otros galardones como el Obaya Cardín, tanto por su vocación empresarial  como por promotor cultural.
  
Presentador  de actos culturales, supo reconocer el mérito en otras personas. De ahí que en ¡Bravo Asturianísimo! a lo largo de  muchos años, distinguiese a diversas personas, artistas, escritores, poetas...
Lo que si es cierto es  que Gonzalo Mieres se sentía gijonés,pues desde niño habitó en la ciudad, a la que conocía, defendía y quería y por la que siempre  lucho y encumbró.
Por los muchos valores  de Gonzalo,  su muerte ha sido largamente sentida. Y a tal sentimiento unimos nosotros nuestro  pésame más sincero a sus familiares, su esposa y cinco hijos, nietos y demás familia. Gonzalo Mieres era  también amigo de sus amigos, y ambos éramos amigos. Paz para él.

DEMASIADO PARA ESTAR TRANQUILO


Ustedes saben lo que  viene aconteciendo, desde la muerte por disparos de pistola de la presidenta de la Diputación de León, además de  otros diez o doce cargos políticos no mal retribuidos, Isabel Carrasco, hasta lo que el Gobierno del Pepé,  partido al que pertenecía la victima, por cierto, discutida por múltiples razones, por más que "nadie se explica su muerte", según Rajoy, intenta establecer en las redes de comunicación: una especie de decálogo de comportamientos y obligaciones . No desmadrarse  opinando, ni salirse  del  tiesto bajo ningún concepto.

Lo que al respecto viene contándose después del suceso, es sabido de  unos y de otros.No es  ni somos nosotros quién para agregar mucho más.O sea, ya lo hacen  esos llamados tertulianos, tipo Isabel San Sebastián, que intentan buscar cinco pies  al gato de este y otros sucesos, cargando, más que la tinta, la bolsa de sus  sañas contra los partidos de izquierda y contra, incluso, manifestantes en defensa de sus  derechos y contra los recortes del Gobierno rajoyano. Conocido, mejor o peor, el motivo que causó la muerte de la política leonesa del  Pepé, bien estaría que la San Sebastián, el cara de amargado de Hermann 
Tertsch y otros de igual o parecido calado, que  aceptasen su equivocación no exenta de fobia y saña, y mostrasen, por decoro, una postura y compostura menos agria y más honesta, reconociendo su error,,,

Seguro que no.No son  esos y otros tertulianos, de tanta abundancia en  algunas cadenas de televisión, quienes tengan la humildad de reconocer  equívocos de ninguna clase. Buscarán argucias y argumentos, pero no serán  quienes para reconocerse equivocados. Antes revuelven Roma con Santiago, van a Cartago y vuelven con Rouco Varela y la paloma santa que decir  que lo ocurrido no se lo habían ni imaginado.

De todos modos, tenemos que andar con pies de plomo con el Gobierno del Pepé, es decir con las  trabas que pone. La libertad tiene que estar limitada. Los derechos de Huelga, estar restringidos  y llevados fuera de  Madrid u otras ciudades, para no causar mala impresión, como  la alcaldesa  de Madrid  manifestó.La alcaldesa de Madrid, por si alguien no lo sabe, es doña Ana Botella, la que llegó al  cargo por la carambola de Gallardón, al ser nombrado ministro. 
Resumiendo,venga o no al caso, que viene, con el Gobierno del  Pepé en España vamos culo atrás en no pocas  cosas conseguidas con el Gobierno socialista. Y tan es así, que para demostrar lo contrario, el Gobierno rajoyano no hace más que sumar a una mentira de ayer, otro mentira de hoy. Y eso de la recuperación y no sé que otras zarandajas, no es más que pura palabrería.

NO SE GANA PARA SUSTOS

Usted puede  estar esperanzado, y serlo, pero   otros tienen  más que razón para ya no tener  esperanza en nada. Y es que uno no gana para sustos.
Las encuestas dan al Pepé vencedor en las próximas elecciones a Europa. Y , por lo que dicen los medios de derecha,--que ya son todos los periódicos que se imprimen en España---salvando cuatro cosas-- en las próximas Elecciones Generales volverá a ganar en España.

Se dice que Rouco   Varela y  Gallardón, cada cual ministro  de sus  doctrinas,  estudias  expulsar  a Sor Lucía por sus  manifestaciones.  O sea, que esta monja -- que los suyos ya no le dicen monjita-- les ha sacado los colores por muchas razones.  razones Verdaderas, Pero los que  rigen en España, sobradamente conocidos, no aceptan que nadie les diga nada. No ganamos para sustos.

O sea, que uno no gana para sustos
Así, la corrupción en España parece que pasa de largo y a mucha altura del Pepé, que es el más  implicado en tramas,  argucias, sospechas, triquiñuelas y otras danzas, de todo lo cual, de ir como van las cosas  con esa Constitución que no querían de mano y que ahora defienden con manos, con dientes y con pies, ni Dios  les va a poner pie en raya.

O sea, que uno no gana para sustos.
 Otro alto  jefe religioso de la Iglesia católica, el obispo  Bernardo Álvarez, de  Tenerife dice o ha dicho que hay menores que desean el abuso  sexual e incluso,"si te descuidas", te provoca". Y él ¿que sabe? Porque es de suponer que habla con propiedad, ¿ o no?

No se gana para sustos, es verdad. 
Y es que en esta España  de charanga y pandereta , que dijo Machado, se hace más caso a los despropósitos de l llamado Francisco Marhuenda, que no dice más que sandeces, que a  a las sensatas e indiscutibles aseveraciones de Iñaki Gabilondo. Ahí va  una aseveración suya: En España, la recuperación no es un hecho.Es un eslogan publicitario.
 Y hablando de  publicidad,  desde Rajoy al último de sus ministros--¿quién es el último de sus ministros?--no demuestran más que hacen publicidad, porque la realidad es muy otra.  O sea, que si tal y como estamos no es para asustarse y me dirán que es.

DEMASIADO

Cierto es. Demasiado  es el tiempo  que ha pasado sin que, por diversas razones, hayamos asomado a nuestro Blog .Demasiado.
Demasiado es lo que ha ocurrido y está ocurriendo en esta España mía, esta España nuestra, pero sobre todo,  en esta España de mangoneos y ditirambos. Y de otros, más que nuestra.

Demasiado es lo que acontece, más que nada, por la prepotencia del Gobierno rajoyano; ppor  la soberbia del Gobierno que preside Rajoy; por la ineptitud de la mayoría de los miembros del Gobierno del Pepé.

Demasiado cinismo se observa en los medios  informativos, que tergiversan verdades, que niegan evidencias y que cargan contra los más perjudicados. Demasiado abuso de poder se eleva en la España actual.

Demasiado el drama que se eleva cotidianamente  en los más necesitados, en  los más pobres, en los más desahuciados, en  los más perseguidos, en los más abandonados del Gobierno rajoyano y, desgraciadamente, demasiado el desdén gubernativo contra tanta penuria  en tantos españoles. Y, por lo mismo, demasiado lo que viene ocurriendo en esta España extraña, donde Madrid , sede del Gobierno, es escenario de manifestaciones de todo tipo: de la España diversa y varia acuden a Madrid a pie, durante semanas, desde todas las regiones del País, para hacer valer sus reivindicaciones y sus protestas.

Demasiado lo que ocurre y demasiado el silencio gubernativo, que parece que se llama andana, que no se entera de nada, pero procura crear leyes que prohíban manifestarse, por eso despliega grandes contingentes policiales. Demasiado.Eso no es Democracia.

Demasiado el despliegue en la muerte y antes de la muerte de Adolfo Suárez, al que, hallándose en sus horas finales, todo fueron lisonjas, precisamente por parte de quienes, cuando fue presidente de España, le hicieron la vida imposible para gobernar.  Y ahora, hasta dan su nombre a Barajas. Demasiado.

Demasiado el bochorno humano, no climático, que se viene dando últimamente.Demasiadas caraduras se ven levantando la cabeza, hablando, cuando debieran callar. Demasiado para la marca España...

AÑO NUEVO


Ciertamente;  hay gente para todo -o como decía aquel torero de postín: "hay gente pa tó". Por eso por estas fechas, hay que aceptar, de una parte, que esos deseos que parece que  desea  todo dios,vengan de buena voluntad y, de otro modo, que tales deseos, tan extendidos, tan abundantes y tan extrañamente  manifestados, sean dichos  hipócritamente. Aceptemos preferentemente que --sin que sepamos por qué-- por estas fechas, veas Pedro o veas a Juan, a Lila o a Lola,  a Rufo que a Rufa, lo cierto es que quien más y quien menos se desea  Felicidades y Próspero Año Nuevo. Todo dios. Lo que indica que hay buenos propósitos y buenos deseos... si no fuera que, tras todo ello, la realidad es otra muy contraria.

¿Cómo aceptar que el Gobierno nos deseé felicidades cuando es él el que nos está amargando todo viso de bienestar, o de sosiego? ¿Cómo aceptar de buena fe que las Eléctricas, que nos esquilman, con sus tasas  disparatadas,  nos digan de verdad  que nos desean  Felicidades y próspero  Año Nuevo?  Y como los referidos, otros... Y si tan es así esos deseos de prosperidad, ¿por qué tales deseos no se manifiestan  durante todo el año? Y, además, se hacen obras, no de caridad, si no de  justicia como debiera ser  lo justo?

A riesgo de que me anatematicen, voy a decir que me resultan estas fechas de Navidad, Año Viejo y Año Nuevo, Reyes  y demás, actos bien montados, ganancia de pescadores, negocios eclesiásticos, un camelo de siete suelas. Y, a veces, una  propaganda completamente alejada de la realidad. La Iglesia, que tanto protesta, no debiera hacerlo. Estos actos son bien  llevados desde sus intramuros, sacristías, episcopados y demás entramados religiosos. Alegría  porque nace "el niño Dios", o sea, Cristo, que de tantas maneras se puede referir, pero el chaval, apenas nace, ya se sabe, el  rey Herodes ya le puso las peras a cuarto.

Y tras eso, también se sabe, su vida puede decirse que fue la de Dios...
Pero aparte del rollazo religioso, está,en torno a estas fechas, un mundo desorbitado, donde las pasiones y los odios, la ceguera y la  ambición, hacen que la Humanidad esté a punto de saltar por los aires, acá y acullá.
Viene, pues, al caso insertar EL AÑO NUEVO, Soneto de Alfonso Camín escrito y publicado en 1914, cuando su vida era en Cuba el  inicio hacia la ascensión del Parnaso español, y ya ,como veremos, dejó  sentado y bien dicho lo que acontecía ´y él  veía y sigue viéndose. Nosotros lo transcribimos, porque siempre es  de rabiosa actualidad.
EL AÑO NUEVO
Bien vayas, Año Viejo, segador implacable,
que te vas de los campos con la mies de la vida,
con tu fardo de crímenes, tu figura execrable
y aún blandiendo en tus manos la guadaña homicida.

Nace el Año, heredero de los cetros del Mundo,
y en el hondo sarcasmo de una noche de luna,
cuando ruge a a sus plantas el rencor iracundo,
ve que tiene una enorme calavera por cuna.

La Locura y el Crimen se han vestido de gala;
deje al Año que vuele la  impecable paloma
y un bautismo de sangre por su frente resbala...

Luce el mundo, a manera de un festín nunca visto;
nuevamente tornamos a los tiempos de Roma,
¡Y los pueblos escupen al cadáver de Cristo!