DESASTRE DE PROFETAS

¿Se acuerdan cuándo Zapatero, al comienzo de la campaña de las elecciones de 2004, dijo a Rajoy y a los suyos, que no hacían más que vaticinar cataclismos, que "eran como profetas un desastre porque eran un desastre de profetas"?
Vamos a ver qué decía el 22 de mayo de 2005 Alicia Castro Masaveu, diputada del PP y cabeza de lista a las elecciones generales, porque no tiene desperdicio: "Zapatero no aguantará. En un año habrá elecciones", y recalcaba así : Estoy convencida de que en un año podemos estar votando de nuevo. En mayo de 2006 podemos tener elecciones generales".
Estas y otras aseveraciones las manifestó en El Comercio de Gijón, el cual conservamos para ver si la bien cantada Alicia Castro acertaba o no. Y, visto lo que hubo, no acertó. Zapatero sí. Como profetas, los del partido de las dos pes, son un desastre. Se dijo.
Hay que decir, en honor a la verdad, que la propia Castro Maseveu ha depuesto su actividad política para dedicarse --según lo leído--a negocios familiares.

Eso de una parte; de otra, Ovidio Sánchez decía en La Voz de Asturias el día 18 de julio --¿de que me suena este mes y fecha...?--" de 2006 que "ganaré las elecciones con mayoría absoluta", porque, al parecer," "había desanimo por los fracasos de Areces"...
Todos sabemos cuál fue el resultado de las elecciones autonómicas y municipales, quién las ha vuelto a ganar y cómo quedó en tales comicios Ovidio Sánchez.
O sea, que profetizar, lo que se dice profetizar, se ve que lo hacen, pero les salen las cuentas al revés. O no dan una en el clavo.
Fue más rotundo el mismo Sánchez cuando afirmó el 11 de febrero de 2007 lo siguiente: " Os comunico que ganaré las elecciones", lo que manifestó porque, por manifestar que no quede, dijo que los "asturianos están hartos de engaños"...

Pues ni con con esas los asturianos acabamos de aprender. Seguimos votando como los resultados demuestran.O sea, que somos masoquistas a más no poder.

Y no aprendemos, oiga, no aprendemos. Y si no, véase las manifestaciones de Ana Pastor Julián, ex ministra de Sanidad con el Gobierno de Aznar y en aquel entonces secretaria ejecutiva de política social y bienestar del PP en unas declaraciones a La Nueva España el día 11 de febrero de 2007 : "Los españoles van a pasar factura a Zapatero en mayo", que agregaba : "Ovidio es el mejor candidato; tiene el respaldo del partido nacional y regional, y su proyecto es el mejor para Asturias", que,naturalmente, seguía no sé si profetizando, pontificando o asustando... porque, tras tan rotundas manifestaciones, los resultados siempre se empeñan en darles la contraria o en hacerles una trastada tras otra, contraviniendo tan adustas, serias y contundentes argumentaciones...
--Oiga, que eso no son argumentaciones, que las argumentaciones se razonan y aquí no razonan nada; simplemente dicen, advierten, señalan, pero sin garantía ninguna de acertar, y, lo que es peor, convencer de lo que dicen.

Hay más, muchas más manifestaciones. Véanse las hemerotecas.Véanse las aseveraciones nacidas de quienes prometen venturas si ellos gobernasen y calamidades presentes y futuras por gobernar Zapatero...¡Y mira qué somos necios, eh! Que no acabamos de salir del atolladero de nuestra tremenda equivocación de preferir a los que preferimos la mayoría de los españoles y no a quienes nos brindan el maná celestial; la gloria divina y eterna; el futuro asegurado; la paz perpetua, la seguridad, la salud, la vida cómoda; la comida gratis, la casa a precio de saldo y así todo lo demás; por lo cual, está visto que en Asturias y en España somos unos necios redomados, sin solución y sin arreglo.
(Nota: recogemos de La Nueva España, la foto de Ana Pastor; de La Voz de Asturias, la de Ovidio Sánchez y la de Alicia Castro, de El Comercio, confiando que no nos nieguen autorización para insertarlas aquí.)





1 comentario:

Albino dijo...

Falsos profetas, diría Jesucristo.
Apocalípticos vaticinadores, diría Séneca; fatalistas augures; visionarios ciegos; osados y atrevidos, diría Degaulle....;
y por decir, hasta dice la niña de Rajoy que no se puede hacer caso de su progenitor, porque algunas veces le sale la retranca gallega y no se sabe si viene o si va.
Los brujos de la tribu, siempre llevaron careta para que no le identificaran ni le acusaran de sus desafueros.