EL LIDER VENCIDO


Aquí, en Asturias, por lo que leímos, se añoraba un verdadero líder para capitanear las filas del partido de las dos pes y así arrasar en las elecciones al Congreso de los Diputados. Algunos medios y, sobre todo, algunos articulistas diarios no cesaban de hacer cábalas, vaticinios y sugerencias: El PP precisa de un líder arrollador, un líder como Gabino de Lorenzo, alcalde de Oviedo, que, en efecto, lleva varias legislaturas como absoluto vencedor en cada uno de los comicios celebrados. Él era el hombre. Pero se resistía. De modo que se barajaban nombres...todos válidos, pero, al parecer, no llenaban como el alcalde de Oviedo, el cual, por fin, accedió a encabezar la lista en Asturias por el PP para el Congreso de los Diputados. Hubo alegría en quienes le deseaban compitiendo--y arrasando, suponían-- contra los socialistas. Ahora vais a saber lo que es bueno.--se habrán dicho para sí.
Y, como suele decirse con los toreros, saltó a la arena: había expectación, curiosidad...En sus mítines, no llevó montera, ni picona ni torera; llevó una boina, y no hablaba de cosas serias; hablaba de chanza, de chascarrillo y de humoradas.Y para demostrar por dónde iban los tiros de su campaña, ficha al actor cómico asturiano Arturo Fernández, galán a los 77 años, creyendo que quien tuvo retuvo, perque eso eran lo que creían: que la política era cosa de teatro y que en los mítines bastaba con presentarse como alcalde de Oviedo, vencedor siempre, pero aquí no fue así. Aquí el resultado fue una derrota. Esto es, el líder que se esperaba arrollador en Gabino de Lorenzo, fue un Quijote abatido en su marcha, vencido en en todas cuentas lides osó competir.No salía de una para caer en otra. El final ya es sabido. El Líder fue vencido.
Y, como en el gran poema "La vuelta de los vencidos", "Por le estepa solitaria,cual fantasmas vagorosos", de luis de Oteyza, el invicto alcalde de Oviedo, retornó a su feudo, negándose a aceptar el acta de diputado, seguramente que con buen criterio, pues habría pensado que ir con boina al Congreso y a contar chanzas no tendría mucho éxito -- y para fracasar, ya había fracasado en la mayor parte de Asturias---así que no; él a lo suyo, a la alcaldía, que ahí si que es el Suero de Quiñones del Paso Honroso y no hay nadie que le tosa ni le quiebre su lanza. Y cuando hay visos de tormenta, con no ir al pleno, asunto resuelto.
Y a todo esto ¿qué fue de aquellos que tanto pedían
su comparecencia en la campaña electoral? ?Por qué no hablan - ni dicen nada- ahora, tras las elecciones? ¿No sería bueno que, en honor a la verdad, reconociesen que, aparte de perder las elecciones, ellos, los propiciadores del éxito de don Gabino, se han equivocado de tomo y lomo? O sea, como el más guapo. ¿O es que sus vaticinios piensan que son infalibles, como los delos papas?
En eso estamos. Unas veces se pierde, otras se gana. Don Gabino de Lorenzo, gana la alcaldía de Oviedo, pierde en las generales al Congreso de los Diputados. Lo normal, en toda liza electoral democrática. Perder y ganar.Lo que no nos parece normal es el silencio de los voceros que tan alto lo subían y, cuando lo vieron en tierra, no dicen nada.¿Tanto se desilusionaron?

1 comentario:

Kijar dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.