ANTES DEL DIOS RAJOY YO ERA MINERO



Deduzco, a la vista de la entrevista efectuada por Pedro Piqueras, en la 5, a Mariano Rajoy, que, al igual que el que fuera su paisano del Ferrol, que nos decía que había sido elegido"por la Gracia de Dios", él también se juzga elegido de los dioses todos para salvar a los Españoles, España, La unidad patria, la grandeza de la raza y hasta la historia misma. He visto y escuchado que decía que, si sale elegido de los españoles,va a hacer esto, aquello y lo de más allá; va a brindarnos unidad, paz, pan y justicia (¡Coño, ¿de qué me suena a mi esa letanía?) Ante este o aquel problema o pregunta que le hiciera el Piqueras, Rajoy va a hacer esto y aquello, de esta manera o de aquella otra, y "no como algunos, que mienten, que no defienden la patria y que no saben por dónde andan, ni cómo arreglar los problemas.... O sea, que él todo, los demás nada; él la verdad; los demás la mentira; él la honradez, los demás el engaño; él la voluntad, los demás la desgana; él el que sabe de todo; los demás de nada, que no saben ni dónde tienen la mano derecha; él el elegido, los demás, los defenestrados de dios y del clero, que son los poderes máximos en la tierra de España. Así que, aquél que se creía --y la Iglesia le bendijo tanto y cuanto--elegido por la Gracia de Dios, paisano de Rajoy y que, pese a tantas lágrimas vertidas por su causa, nos decía que había sido ungido por semejante gracia--cosa que hasta él se lo creía-- ¿ porqué no se va a creer don Mariano Rajoy Brey que es igualmente elegido por Dios para ser otro salvador de la patria, como el que fuera su paisano,que en gloria esté...? Viendo y escuchando su intervención, creo que, aunque él no lo dijese, sí pensaba que era un nuevo dios o el sucesor de Moisés en el Sinaí con las tablas de la ley en sus manos y la voluntad todopoderosa de Dios para hacer que España siga siendo una, grande y libre, a cuya merced de sombra protectora, hizo posible que no se rompiera, ni desapareciera, ni las familias acabaran, ni todo fuera manga por hombro ni, como amenazaron los episcopales, aquí imperase el reino del averno. El nuevo señor ungido por la Gracia de Dios, no otra cosa que bienes nos va a reportar a todos, mientras los que están ahora gobernando son nefastos, incompetentes, nulos, incapaces, y además mienten... Viendo y oyendo a Rajoy, más que lo que piense yo, es lo que nos hizo él creer que esl: el nuevo mesías español, el único. Los demás no son nada. Y , como es tanto él y uno es tan incrédulo,me permito decir que, cuando él nació, el 27 de marzo de 1955, ya estábamos nosotros trabajando en el pozo Villar, de Sotrondio, de minero, horadando vetas, malviviendo, pese a trabajar muchos días al mes jornadas dobles y escuchando arengas y promesas, palabras y letanías que nunca se vieron convertidas en hechos. De aquel entonces, niños sin escuela, sin ropas y sin pan, hemos aprendido a desconfiar de la derecha española. Y uno, que no tuvo más doctrina que el trabajo, aprendió, además que predicar no es dar trigo. Y Rajoy, estamos seguros, que está predicando muchos más que los obispos y que, si ganase las elecciones, aunque cumpliese algo más que ellos, al final no iba a dar ni la mitad de la mitad de la mitad de lo que promete. De eso estamos seguros. Y el él también. Entonces, ¿por que miente tanto mientras dice que son los demás los que mienten? Otra cosa. He sido desde mis infantiles años sin pan ni escuela un trabajador permanente. Y sigo siendo un trabajador a pico y pala todavía.Y, a veces, pergeñando páginas.Y, como ahora,diciendo lo que pienso. Porque, al fin y al cabo, no me debo a nadie. Ni nadie me ha dado nada.En todo caso, decepciones llegadas de las promesas que, como usted, señor Rajoy,nos dice que se va a preocupar y ocupar de los "currantes"....¡Amos, anda...!