DÍA DEL LIBRO

En Barcelona, que saben comerciar con todo y todos saben que el comercio es un medio de ganarse la vida, el día del Libro es el día de San Jorge, donde Las Ramblas se llenan de puestos de libros y flores, y autores, compradores y vendedores, resultando un éxito de venta, público y atracción el motivo del evento. La cosa ya viene de lejos.
Por lo que se refiere a nuestra región asturiana, lo de salir a la calle es relativamente reciente. Salir y ofertar libros y llevarse una rosa, se está imponiendo. Y dar lectura de libros, y charlas escolares, y demostraciones de llamados talleres de literatura, escritura y lectura, también se va hacia adelante. Se dice que Asturias está a la cabeza de lectores. No lo sabemos. Desconocemos las estadísticas. Sabemos que, en nuestra región, se habla --ahora--de autores, y, sobre todo, del poeta Ángel González, al que le llueven todos los manás celestiales. Desde luego, hemos de caer en la cuenta que Asturias es misérrima en autores, pues no otra cosa cabe pensar a la vista de que únicamente se cita al recientemente fallecido autor de "Áspero Mundo". Pero no es así. Un dicho que está registrado en el refranero, señala que "vale más caer en gracia que ser gracioso" y otro dice "no es lo mismo nacer con estrella que estrellado. " O sea que sin demérito del mencionado, duele que haya otros poetas asturianos silenciados.
Sobre el tesoro que encierran los libros se ha escrito lo habido y por haber. Y, aún así, hay quien nunca en su vida--hablamos de España-- ha leído un solo libro. Un libro que, como dijo Cervantes, "por malo que sea, siempre contiene algo bueno." Pero ni así...

Quédese este aserto ahí, y vayamos a otras cosas. Por ejemplo, a la cuarteta de Rubén Darío:
"El libro es fuerza, es valor, /es poder es alimento; /antorcha del pensamiento /y manantial del amor."/

El verso refiere al libro. Los poetas se han lanzado a la rima acerca de los libros.Y los pensadores, brindan sus frases, como Caryle: "La mejor Universidad es una biblioteca." "El libro es la creación que más ha beneficiado a la Humanidad", dijo un anónimo. Y Addison manifestó: "Un buen libro es un legado precioso que el autor hace a la Humanidad".
En lejanos años hemos sentido decir que, "para saber, viajar o leer". "Siempre maestros de mi vida, siempre fieles amigos", dij Meléndez Valdés de los libros. Y cada cual hablará de los mismos según haya sido su relación con ellos.
En honor a don Miguel de Cervantes Saavedra, autor celebrado de "Don Quijote de La Mancha", libro universal, que la inmensa mayoría de los españoles no hemos leído en su totalidad, se celebra el llamado " Día del Libro", cuyo es el 23 de abril, coincidiendo con la fecha del óbito del célebre autor, llamado asimismo "El manco de Lepanto" , nacido en 1547, quien no tuvo una vida fácil que se diga, ni mucho menos. Y como el Día del libro es para conmemorar la gloria de todos y cada uno de ellos, así como para honrar la propia obra del escritor, nosotros vamos a insertar el soneto de Alfonso Camín, poeta grande silenciado en Asturias, sobre el que los organismos callan, los docentes callan y los literatos callan, mientras nosotros le honramos porque él ha honrado más y mejor que nadie a Asturias... Vaya, pues, su soneto:

CERVANTES

¡Ah! señor don Miguel de Cervantes Saavedra,
luna de los hidalgos, sol de los caminantes;
las aspas del molino ya están llenas de hiedra:
la Raza hoy la componen corchetes y bergantes.

Don Quijote el que lucha, San Panza el que medra,
no los conoces. Uno, va entre cuervos errantes,
sin caballo, sin lanza, pernoctando en la piedra...
Sancho Panza es banquero y aborrece a Cervantes.

Rocinante está orondo porque sirve a un monarca;
el Barbero y el Cura se reparten el arca;
el Turismo pregona tu prisión en Sevilla.

Todo el mundo se mofa de tu insigne amargura.
Hoy explotan tus libros el Babero y el Cura
y tu sombra ha tenido que emigrar de Castilla.