POESIA CUBANA

¡...Lo se, qué quiere que le diga?. Actualmente hablar de poesía y, sobre todo, romántica, no al estilo de Bécquer o de Espronceda, sino al estilo de Buesa, José Ángel Buesa, poeta cubano, tal vez el más traducido ilegalmente, cuyo género amoroso es sencillamente emotivo, no es cosa adecuada a los tiempos que corren. Pero qué quiere que le diga, a mi me emociona:

Fue breve aquello noche.Fue breve, pero bella./ Poca cosa en el tiempo,que es también poca cosa, /porque nadie sabe lo que dura una estrella/ aunque todos sepamos lo que dura una rosa...
Una noche es eterna para el que no la olvida,/ y el tiempo nada importa para el sueño y la flor;/ y,como nadie sabe lo que dura la vida, /nadie sabe tampoco lo que dura el amor...
Buesa era cubano, como Martí, como Agustín Acosta, como Hilarión Cabrisas. Precisamente Hilarión Cabrisas fue recuperado en un buen libro auspiciado y publicado por el frente de Afirmación Hispanista,A.C., de México, que preside el mecenas, escritor y poeta Fredo Arias de la Canal, de origen hispano, entre cántabro y astur, y el que viene publicando de diversos poetas. Ahora fue Hilarión Cabrisas, amigo de Alfonso Camín en sus mocedades. La Antología sobre Cabrisas refiere, mayormente, un sentimiento erótico:

Te conté mis amores en un claro de luna; /mis amores ardientes de andante trovador./ Y, jinete en el blanco corcel de mi fortuna,/ penetré en el palacio de tu reino de amor.../ .
Me prosterné a tus plantas y abatí mi cabeza/ entre tus muslos; como un abate reza /te ofrecieron mis labios su erótica oración...
Del tiempo de Cabrisas era Agustín Acosta, poeta de Cuba, igualmente amigo de nuestro poeta asturiano Camín. Y Agustín Acosta gozó de la publicación en al popular colección Laurel de Bruguera de un hermoso libro, siendo, después, incluido en un nuevo tomo donde conformaron antología él, Buesa, Cabrisas y, si no recuerdo mal, Martí. Lo que lamento es que aquello libros se me fueron de las manos por haberlos prestado y ya no hay manera de hacerse con ellos.
Algunos versos de Acosta me resuenan todavía:
"Abandonada a su dolor, un día en que la sombra la envolvió en su velo, me dijo el corazón que ella vendría ene ñ milagro espiritual de un vuelo... Abrí los pabellones solitarios: iluminé los vastos corredores: quemé la mirra de los incensarios y el frío mármol alfombre de flores..."

Y José Martí, el Apóstol cubano, héroe como Maceo, de la independencia de Cuba, poeta del que suenan sus Versos Sencillos y se repiten más de cuatro veces sin que se diga de quién son:

"Yo soy un hombre sincero /de donde crece la palma / y antes de morirme quiero/ echar mis versos del alma../ ¿De mujer? Pues puede ser /que mueras de su mordida,/ pero no empañes tu vida/ diciendo mal de mujer... ....................................................
Cultivo una rosa blanca/ en junio como en enero/ para el amigo sincero/ que me da su mano franca...
Y entre los poetas cubanos referidos, a excepción, naturalmente, de Martí,por ser anterior en el tiempo, el poeta asturiano Alfonso Camín, nacido en la Perla de las Antillas a la poesía, no solamente cubana sino también hispanoamericana, ya que su obra ubérrima de jugo y de sabor, como los frutos tropicales, enraizó allí donde el poeta mostrase su inspiración.
De su libro "Maracas" publicanos su soneto Carbones, y luego digan quienes creen que Camín no tiene sitio en Cuba en el campo de la poesía:
.
La negra es una noche del trópico en palmeras,/ va y viene con la luna, no cesa de danzar;/ sus senos son dos gallos riñendo en las galleras ,/sus piernas son un puente de Cuba a Calabar./ Alegra con sus risas las calles habaneras,/ la piel como el tabaco y el cuerpo de palmar;/ navegan los veleros al son de sus caderas/ y copian sus vaivenes las olas de la mar. /Columna de petróleo, que es negra y más fulgura;/ cañaveral que adrede se incendia en la llanura /sin otro afán gozoso que arder, arder, arder; / sentir como el machete lo corta en la mañana,/
marchar en las carretas, llegar a la romana/
y ser en los ingenios la caña de moler..."

Poesía de Cuba. Sirva lo referido, que sobradamente sabemos que hay otros poetas de los que también debe hablarse. Y se hablará. Pedimos tiempo´.
Albino Suárez

1 comentario:

Dumuro dijo...

SECURITY CENTER: See Please Here