LA PUERTA DEL OLVIDO

Previamente.-- Después de haber publicado en "Cuadernos del Ebro" un pequeño libro nuestro en 1995 con el título de "La Puerta Cerrada," hemos escrito nuevos poemas de ambiente lírico-romántico para agregar a una posible nueva edición. De esa ampliación es este poema, Tras la Puerta del olvido, así como es "Viajero del tiempo", que precede a esta composición, ambas publicadas en la revista ALTO NALÓN núm.256 de 2007.
Por un deseo de extendernos en la difusión de estas y otras poesías --incluso ajenas--es por lo que insertamos estos dos poemas, tras los cuales habrá otros sobre el mismo tema.


Tras la puerta del olvido.

Alguna vez, que no sabemos cuándo,
este amor que es de fuego complacido,
se irá quedando sin calor, dormido,
apagado y sin fe...--e irá rodando,
sin nosotros querer, hacia el olvido...

Y es triste que se apague, pues ahora
que alienta más y más--y más espera
arder cada vez más y ser hoguera
perpetua y redentora--,
este fuego que arde es una aurora
que nace del amor, y si muriera,
Dios mismo, que es poder y que atesora
en su crisol divino lo que existe,
también, aunque sea Dios, quedase triste
y lo mismo que yo, sufriese ahora...

Me resisto a creer lo que sucede...
Y que aquello que nace y que palpita,
que vive de pasión y que se agita
de amor y de ilusión, a veces ruede
al olvido total, muerte infinita
y sombra de silencio permanente...
Y que este amor ardiente que crepita
se muera alguna vez, irremisiblemente.
Y no quiero que este fuego desmedido
se apague del amor y se haga olvido
y muera para siempre, eternamente...

Y es por eso, por esa muerte cierta
del amor que es hoguera y es sentido,
que a Dios increpe que se quede muerta
esta inmensa pasión...Y lo vivido,
sólo exista después tras esa puerta
abierta por su mano, pero abierta
eternamente para ser olvido...

Albino SUAREZ