¡ARRIBA ESPAÑA!

Cuando uno creía que aquellas obligadas advertencias, salidas del 18 de julio de 1936, ya habrían pasado definitivamente, vemos que no; que hay quien saluda, cara al sol, como en aquellos tiempos en que nos pintaban una España imperial y gloriosa; donde la Iglesia hablaba de caridad y llevaba bajo palio el símbolo de las armas, causa del mayor drama sufrido por la España amordazada de todos los tiempos;vemos que, tantos años después, sigue habiendo curas que añoran a Franco y, como hace un cura vasco con parroquia en Avilés, le bendice y le pide a Dios por la salvación de su alma... /
--!Qué..?¡ ¿Todavía hay que rezar por la salvación del alma de
Francisco Franco? Pero ¿No había sido Caudillo por la Gracia de Dios? ¿No murió con todas las bendiciones de prelados, obispos, cardenales, sacerdotes, beatos e incluso el Papa? Entonces, ¿ para que siguen pidiendo, como el cura Garralda, por "La salvación de su alma"? ¿Es que no estaba salvada ya? Aquí, por lo que se ve, hay gato encerrado.
Y así, mientras tanto, se ven sacerdotes oficiando misas para nostálgicos del falangismo, añorando la España de la posguerra, añorando la "obra" del caudillo, y al caudillo mismo y añorando aquella España de gloria y victoria, de saludos a la romana, como también saludaron muchos curas y, por lo que parece, saludan todavía.
Y , por si hay quien no sabe cómo era el saludo aquél, mostramos a un personaje no para todos de agradable actualidad, pero sí muy defendido de los que le admiran, que también los tiene, como es Federico Jiménez de Losantos, al que llaman el predicador de la COPE, emisora de la Conferencia Episcopal, esto es, el clero español, desde la cual no siempre se le escuchan mesuras sino desmesuras, anatemas y condenas; injurias e insultos, calumnias e ignominias, que no son para él ni para sus admiradores, pero sí para quienes reciben tales improperios. Por eso el referido Don Federico ha sido llevado a los tribunales, que le han sancionado y multado más de una vez. Por eso, el castigado por la Ley, dice que en España corre peligro la democracia, pues que lleva camino de acabar en dictadura si, como le ocurre a él, se ahoga la libertad de expresión.
Bueno, pues, sea o no sea su saludo al estilo falangista, aquí encontramos a don Federico saludando al modo de las legiones romanas, que, juzgándolo gallardo, fue apropiado en España por el falangismo. Puede ser que haya apariencias que engañen, pero, si se le escucha al personaje de la imagen, más bien cabe creer que no hay tales apariencias, sino continuidad de aquello que uno creía que ya estaba pasado.

4 comentarios:

filomeno2006 dijo...

Don Federico fue antifranquista en su juventud

Albino Suárez dijo...

Pues razón de más para juzgarle como renegado.O para llamarle como llamaban la Iglesia a los judíos y a los árabes que se arrepentían --a la fuerza-- de se credo y se bautizaban como cristianos: marranos. Marrano viene a ser el que,además de renegado de su condición, se alinea a la enemiga. Que haya sido antifranquista ahora esté donde está y preconice lo que preconiza, no me demuestra más que su calaña humana.

Albino Suárez dijo...

Pues razón de más para juzgarle como renegado.O para llamarle como llamaban la Iglesia a los judíos y a los árabes que se arrepentían --a la fuerza-- de se credo y se bautizaban como cristianos: marranos. Marrano viene a ser el que,además de renegado de su condición, se alinea a la enemiga. Que haya sido antifranquista ahora esté donde está y preconice lo que preconiza, no me demuestra más que su calaña humana.

trasgu dijo...

notase bien lo antifranquista que ye,esi como el cura garrapata de aviles,son tal cual,en fin nun merez la pena dedicayos nuestro preciado tiempu